compartir en:

Gremios disidentes de la Confederación General del Trabajo (CGT) anunciaron un paro general de labores para el próximo 30 de abril, en rechazo a las políticas económicas del presidente Mauricio Macri y para exigir un aumento salarial.

La medida, que contará con el respaldo de más de 80 gremiales, fue anunciada por el líder de los transportistas Hugo Moyano, que encabeza el Frente Sindical, y los dirigentes de la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA), Hugo Yasky, y de la CTA Autónoma (CTAA), Pablo Micheli.

Los dirigentes sindicales habían cuestionado la decisión de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte de realizar un paro de actividades el 1 de mayo, que es día feriado, lo que fue calificado por Moyano como "poco serio".

Los sindicatos argentinos exigen un aumento general de salarios del 40 por ciento, la condonación de la deuda de servicios públicos desde diciembre de 2017, una mejora de emergencia a jubilados y pensionados y el incremento del mínimo no imponible a 80 mil pesos, entre otros puntos.

La decisión de Moyano y las CTA buscan presionar a la cúpula de la CGT, que la próxima semana debatirá si se suma al paro del 30 de abril, de acuerdo con el diario local El Tribuno.

(Notimex)

TAGS EN ESTA NOTA: