compartir en:

México.- Especialistas en vida marina de la organización científica que Ocearch localizaron a un tiburón blanco de casi 4 metros de longitud que tenía mordidas en la su cabeza, al parecer, de una especie de mayor tamaño. 

Fue en aguas del Atlántico Norte donde, el pasado 4 de octubre, se realizó el hallazgo durante una expedición que Ocearch realizó para etiquetar y monitorear de forma satelital tiburones blancos de Nueva Escocia. 

Al escualo, que además de su estatura, cuenta con un peso de 530 kilos, los científicos lo llamaron “Vimy”. 

“Estaba claro que algo acababa de morderlo en la cabeza... Hubo una herida curada en la mandíbula inferior, tal vez por la mordida de un año anterior. Y otro que estaba en la parte superior de su cabeza. Era un animal muy grande que lo atacó, algo significativamente más grande que 12 pies … Cualquier cosa que pueda agarrar a un animal así por la cabeza es bastante impresionante”, aseveró Chris Fischer, presidente fundador de Ocearch. 

TAGS EN ESTA NOTA: