Hell and Heaven 2022: Scorpions pondrá a ‘arder el cielo’ este 2 de diciembre

Foto: Cuartoscuro

Redacción.

Scorpions, conjunto originario de Hannover que desde sus inicios en la década de 1960 ha marcado la historia musical y política a nivel internacional, continúa en los escenarios rumbo a su 60 aniversario consagrado como un coloso del hard rock, que desembarca una vez más en México, donde sus legiones de fanáticos ya los esperan.

""

 

Entre los fanáticos del rock en México siempre es una fecha de importancia el anuncio de una nueva visita de la banda alemana Scorpions, que una vez más se dará cita en tierras aztecas para la edición 2022 del festival Hell and Heaven, que promete ser un “respiro post pandémico” para los amantes de la música extrema y sus múltiples subgéneros, con un espectacular cartel.

La fecha será el próximo viernes 2 de diciembre, en el primero de 3 días de conciertos, donde la consagrada alineación formada por Mikkey Dee, Matthias Jabs, Klaus Meine, Rudolf Schenker y Paweł Mąciwoda, compartirá el escenario del Foro Pegaso con artistas y grupos de la talla de Epica, Doro Pesch, Yngwie Malmsteen, Arch Enemy, Venom, así como la primera presentación en vivo de la recién resucitada banda estadounidense Pantera.

 

 

UNA BANDA QUE HACE HISTORIA

Hablar de Scorpions, además de citarlos como un referente del género, invariablemente nos lleva a sumergirnos en la historia, pues durante sus más de 50 años de trayectoria han sido parte de diversos momentos de importancia musical y política, comenzando por que se convirtieron en la primera agrupación originaria de Alemania en cobrar fama internacional, logrando salir de la escena local y llegar al Reino Unido, desde donde su éxito comenzó a extenderse por Europa y Japón, para concretar finalmente, a inicios de 1980, su fama en América, donde el éxito de álbumes como “Lovedrive”, “Animal Magnetism” y “Blackout” los consagraron en el género.

 

 

Para 1988, Scorpions protagonizó uno de los mayores hitos de su carrera y grabó con letras de oro su nombre en los anales de la música con una serie de 10 conciertos en Leningrado, el corazón de la URSS, presentándose, en plena Guerra Fría, ante aproximadamente 140 mil personas (otras fuentes señalan un total de 350 mil). No conformes con esto, encabezaron en 1989 el Moscow Music Peace Festival, que consiguió congregar a otras 100 mil almas del bloque soviético con presentaciones de luminarias del glam y el heavy metal como Bon Jovi, Skid Row, Mötley Crüe, Ozzy Osbourne, Cinderella y la banda local Gorky Park.

De estas experiencias surgirían el documental “To Russia with Love and other Savage Amusements” y un himno atemporal que no necesita presentación, “Wind of Change”, tema que abanderó la revolución cultural y política que se experimentó en Europa y el resto de Occidente; mismo que luego de la caída del Muro de Berlín interpretaron en la plaza del Kremlin por invitación del recientemente fallecido último mandatario de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov.

 

Sin embargo, ya en fechas recientes, la agrupación ha hecho pública su postura contra la guerra entre Rusia y Ucrania, llegando al punto de cambiar algunas líneas del clásico antes mencionado debido a que consideraban que “romantizaba a Rusia”; sustituyendo “Sigo el río Moskva frente al Parque Gorki” por la frase “Ahora escucho mi corazón/ Dice Ucrania”.

 

SCORPIONS EN MÉXICO

Y como sólo la casualidad es capaz de hacerlo, la primera visita de Scorpions a tierras mexicanas también coincidió con un acontecimiento de la historia nacional, aunque este resulta más bien trágico, ya que por la tarde de ese 23 de marzo de 1994 ocurrió el magnicidio del entonces candidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio.

Sin embargo, y para fortuna de los fans, el hecho y sus repercusiones no alteraron la realización del concierto en el Palacio de los Deportes, como parte de la gira Face the Heat Tour. Desde entonces el país ha gozado de múltiples visitas de la leyenda musical alemana, que convirtió a México en una parada obligada durante sus recorridos por Latinoamérica en casi todas sus giras posteriores, en los años 1997, 2004, 2005, 2007, 2008, 2010, 2012, 2016 y 2018.

 

Con semejante legado a cuestas y el 19° disco de su carrera lanzado este mismo año, Scorpions promete dar un show colosal y recordarnos porqué, como reza el sencillo homónimo de su último álbum, we are a “rock believers”.

 

MFDO.

 

Edictos