Itatí Cantoral rompe el silencio: Detalles escalofriantes de su infidelidad con Eduardo Santamarina

Itati Cantoral Clara Brugada Iztapalapa

Ciudad de México.- La actriz y cantante Itatí Cantoral ha vuelto a ser el centro de atención con sus recientes confesiones sobre el doloroso capítulo de su vida junto al actor Eduardo Santamarina.

Itatí Cantoral no se contuvo al hablar de los momentos difíciles que enfrentó durante su matrimonio con Santamarina, mencionando la infidelidad del actor como la razón principal de su separación. "Me di cuenta de que me estaba siendo infiel, y en ese momento supe que tenía que poner fin a nuestra historia de amor", reveló con sinceridad.

Los últimos meses: Un infierno

La actriz describió los últimos meses de su matrimonio como un verdadero calvario. Con Santamarina ausente y una comunicación prácticamente inexistente, la presión mediática y la fama complicaron aún más su situación. "No llegaba a la casa, no hablábamos. Todo fue tan rápido, éramos la pareja ideal", comentó con tristeza.

Uno de los momentos más impactantes de su relato fue cuando Cantoral compartió cuánto tiempo le tomó perdonar a Santamarina, quien desde 2009 está casado con la actriz Mayrín Villanueva. "Cuatro años. Tiene un matrimonio hermoso, me llevo muy bien con Mayrín. Tiene una hija que amo, que se llama Julia, y Julia es muy amiga de mi hija María Itatí, son hasta mejores amigas, una cosa increíble", detalló, mostrando una madurez y fortaleza admirables.

Pensamientos de muerte

El divorcio con Santamarina fue devastador para Cantoral, quien llegó a pensar que no sobreviviría. "Lloraba con mi mamá y le decía 'me voy a morir…', yo creo que todas las mujeres (pasan por eso) porque todos los divorcios son terribles y con hijos, más, porque luego piensas en ellos", compartió, reflejando el profundo dolor que vivió.

A pesar de todo, Cantoral destacó que tanto ella como Santamarina son responsables del fracaso de su matrimonio. "Yo creo que tampoco Susana (González) tiene culpa, aunque yo estaba casada con Eduardo, pero evidentemente ya no nos llevábamos nada bien. Es muy difícil que entre un tercero a una pareja sólida y que realmente la pueda mover. En el momento uno dice: 'No, fue ella. Yo soy divina, soy maravillosa…'", concluyó, mostrando una perspectiva madura sobre su pasado.