compartir en:

Roma.- Buzos de la Guardia Costera Italiana localizaron este martes los restos de 12 de los 17 migrantes que se hundieron en el pequeño bote en el que viajan el 7 de octubre pasado a seis millas de Lampedusa. 

El barco estaba ubicado a unos 60 metros de profundidad, a seis millas al sur de la isla italiana de Lampedusa, informó la agencia de noticias Ansa. 

Entre los restos localizados figuran una joven mujer abrazada a su bebé, y fueron encontrados por un robot submarino de la Guardia Costera que había estado patrullando la zona desde el 7 de octubre pasado, cuando se hundió el barco con unas 17 personas. 

La Guardia Costera realizará los próximos días los trabajos de recuperación de los restos de los migrantes y se espera encontrar a los otros cinco. 

El 7 de octubre pasado, un barco naufragaba en aguas italianas y al ser localizado un bote de la Guardia Costera Italiana se acercó, y cuando estaba a punto de comenzar el rescate, el bote volcó, al parecer todos los migrantes se movieron hacia un lado y, ante el mar agitado, volcaron la pequeña barcaza. 

En el bote viajaban unas 50 personas, de ellos unos 20 fueron rescatados con vida, y ese mismo día se recuperaron 13 cadáveres, mienttras que unas 17 personas desaparecieron. 

Las condiciones climáticas dificultaron la búsqueda de las personas desparecidas, entre ellas cuatro niños: un bebé de ocho meses, otro de dos años y dos de 12 años, según el testimonio de los sobrevivientes al naufragio ocurrido entre el domingo 6 y lunes 7 de octubre. 

Pese a las malas condiciones climáticas, la Guardia Costera nunca abandonó la búsqueda de cuerpos y tan pronto como el mar lo permitió, los buzos volvieron al agua y la mañana de este martes lograron localizar el barco, informó el periódico La Repubblica. 

"Creímos en eso hasta el final. La Guardia Costera lo creyó y nunca se rindió. El pequeño bote fue identificado gracias a un sonar a esas profundidades que los buzos” pudieron identificar, dijo el fiscal adjunto de Agrigento, Salvatore Vella, quien coordina las investigaciones. 

Un joven tunecino, que dijo llamarse Wissem, narró el día que fue rescatado, el 7 de octubre, que vio a un bebé la noche cuando el bote volcó. 

Contó que mientras subía a la superficie del agua con dificultad, luego que el bote se volcó, vio al bebé que se hundía y lo agarró para traerlo de vuelta a la superficie, pero lo soltó ya que otro migrante comenzó a jalarlo de los tobillos, lo que le dificultó flotar y por ello soltó al bebé. 

Este martes fue encontrado el cuerpo del bebé abrazado a su joven mamá, indicaron las autoridades. 

Rescatan a 256 en el Mediterráneo
 

Unos 256 migrantes que viajaban en pequeños barcos de madera abarrotados fueron rescatados este martes por las guardias costeras de Malta e Italia en aguas malteses, mientras que mañana miércoles se prevé el desembarco de otras 176 personas rescatadas el domingo por el barco Ocean Viking. 

En dos operaciones distintas fueron rescatados los migrantes este martes. 

La primera estuvo a cargo de la Guardia Costera Italiana que envió tres barcos a aguas maltesas, tras recibir una llamada de urgencia de autoridades de La Valeta sobre un barco de madera repleto de migrantes, como no se había visto en meses, que estaba a punto de hundirse. 

La Guardia Costera Italiana y la Guardia de Finanzas ayudaron a unos 180 migrantes a pasar a sus barcos. Los tres barcos se dirigian hacia La Valeta, pero las autoridades malteses argumentaron que “no estaban disponibles” para recibir a 180 personas, reportó el periódico La Repubblica. 

Los tres barcos se dirigieron depués hacia Lampedusa, donde esperan recibir instrucciones de las autoridades italianas para desembarcar a los migrantes, pero los centros de acogida de la isla ya están con sobrecupo. 

Mientras, autoridades de Malta coordinan los trabajos de rescate de 76 migrantes que viajaban en una barcaza que está en riesgo de hundirse, informó el periódico Malta Today. 

Según los primeros reportes, la organización no gubernamental WatchTheMed, recibió una llamada de emergencia de los migrantes en riesgo y avisó a las autoridades malteses desde la tarde del lunes. 

Entre los 76 migrantes se encuentran 15 mujeres, algunas embarazadas, y un bebé, que salieron de Libia el domingo pasado. 

Para mañana miércoles se prevé el desembarco de otros 176 migrantes rescatados el domingo pasado en el Mediterráneo central por el barco Ocean VIking, de las organizaciones SOS Mediterranée y Médicos Sin Fronteras. 

Las autoridades italianas autorizaron el desembarco de los 176 migrantes en el puerto de Taranto, Apulia, en el sur de Italia. 

Hay 131 hombres, 12 mujeres, de ellas cuatro están embarazadas, y 33 menores, de los cuales 23 no están acompañados. La prefectura de Taranto ya organizó las operaciones de recepción y asistencia a los refugiados, según las autoridades. 

TAGS EN ESTA NOTA: