Ciudad de México.-En un domicilio ubicado en la colonia San Sebastián, Xochimilco, es donde familiares y amigos cercanos a la familia de Fátima, de 7 años, se encuentran a la espera de que arribe el cuerpo de la pequeña, quien fue encontrada sin vida el pasado 15 febrero en calles de Tláhuac.

La menor fue hallada en una bolsa de plástico el pasado 15 de febrero con signos de violencia, incluso se presume que sin algunos órganos vitales, de acuerdo con información proporcionada por los propios familiares.

Los padres de familia  de la niña acudieron al Instituto de Ciencias Forenses para recoger el cuerpo.

Entre los familiares más cercanos se encuentra el abuelo, Guillermo Antón, quien exigió esta mañana justicia para su nieta.

 

 “Que el gobierno despierte para darle el trato a esas personas que se ensañaron con una niña de siete años, inocente”, señaló.

 

Al ser entrevistado afuera de la que también es su casa, el hombre mencionó que el pasado 11 de febrero asistió al Colegio Rébsamen; sin embargo, al recogerla, la menor ya no se encontraba en la institución.

 “Llevaron a la niña a la escuela y al ir por ella ya no se encontraba”, por lo que se cuestionó cómo una menor de siete años fue sacada de la institución sin que ningún familiar fuera por ella. “(Cómo el conserje y las maestras) no piensan en eso”, argumentó.

 

 

Con información de El Universal

TAGS EN ESTA NOTA: