compartir en:

 

Islamabad, Pakistán.- Luego del atentado explosivo contra un mercado al aire libre en Pakistán, en el que 32 personas murieron y 31 resultaron heridas, el grupo Estado Islámico (EI) se atribuyó la responsabilidad del ataque. 

El ataque ocurrió en la entrada de un centro religioso en la localidad de Hangu, en el área del Kalaya Bazar, un mercado al aire libre en el distrito de Orakzai, en Khyber Pakhtunkhwa, horas después de que la Policía frustró un ataque contra el consulado chino en la ciudad occidental de Karachi.

En un comunicado, el grupo extremista radical aseguró que el ataque del viernes fue dirigido contra "chiitas apóstatas", en la región de Orakzai, cerca de la frontera con Afganistán, según un reporte del sitio EurAsian Times.

En su declaración, difundida a través de su agencia de noticias, Amaq, el EI aseguró que el ataque explosivo en Orakzai fue obra de uno de sus hombres leales en Pakistán, aunque no reveló su identidad, ni el nombre de guerra como era conocido, como usualmente suele hacerlo.

En los últimos años, extremistas sunnitas han atacado repetidamente a los chiitas en ambos lados de la frontera entre Afganistán y Pakistán. Muchos de los cuales se ha adjudicado el EI, aunque las autoridades paquistaníes niegan que el grupo tenga presencia en el país.

TAGS EN ESTA NOTA: