Washington.- La secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen informó que desplegarán alrededor de 750 efectivos en algunas zonas a la frontera con México, además de que se endurecerá aún más las políticas contra migrantes, con el fin de que se incremente el número de personas devueltas a territorio mexicano.

​"La crisis en nuestra frontera está empeorando y el DHS (Departamento de Seguridad Nacional) hará todo lo que esté a su alcance para ponerle fin. No nos quedaremos de brazos cruzados mientras el Congreso no vuelva a actuar, por lo que todas las opciones están sobre la mesa”, apuntó la funcionaria estadounidense.

Asimismo, Nielsen agregó que pedirán a los migrantes que buscan ingresar a territorio estadunidense, que esperen en México hasta que un tribunal de inmigración revise sus reclamos.

En tanto, la Comisionado de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) indicó que acelerará sus planes de reubicación de hasta 750 funcionarios hacia los sectores de la Patrulla Fronteriza que están afectados por la emergencia.

Esto se da luego de que, en días pasados, el presidente estadounidense, Donald Trump amenazó con cerrar en los próximos días la frontera sur de su país, esto en represalia por la supuesta inacción de México para detener el paso de las caravanas de migrantes sudamericanos por su territorio.

TAGS EN ESTA NOTA: