compartir en:

Washington.- Autoridades de Estados Unidos anunciaron hoy que se negará las visas al personal de la Corte Penal Internacional (CPI) que intente investigar presuntos abusos cometidos por las fuerzas estadounidenses en Afganistán o en otros lugares, asimismo, la medida se aplicará con aquellos que intentan tomar acciones contra Israel.

En voz del Secretario de Estado, Mike Pompeo, se informó que Estados Unidos ya se había movido anteriormente contra algunos empleados de la corte con sede en La Haya, pero se negó a decir cuántos o qué casos podrían haber estado investigando.

"Estamos decididos a proteger al personal estadounidense y militar y civil aliado de vivir con el temor de un procesamiento injusto por las acciones tomadas para defender a nuestra gran nación", destacó Pompeo.

Comentó que su país, junto con Rusia, China y otras naciones, se ha resistido a unirse al tribunal global por cuestiones de soberanía, por lo que la corte nunca ha procesado a ciudadanos estadunidenses desde que fue creada en 2002 para juzgar crímenes de guerra y de lesa humanidad.

El fiscal de la CPI tiene una solicitud pendiente de investigar posibles crímenes de guerra en Afganistán que puedan involucrar a estadounidenses. Los palestinos también han pedido a la corte que presente casos contra Israel, apuntó el funcionario estadounidense.

Estados Unidos nunca ha sido miembro de la CPI. La administración Clinton en 2000 firmó el Estatuto de Roma que creó la CPI pero tenía reservas sobre el alcance de la jurisdicción de la corte y nunca lo presentó para su ratificación al Senado, donde había una amplia oposición bipartidista a lo que los legisladores veían como una amenaza a la soberanía del país.

TAGS EN ESTA NOTA: