compartir en:

En Cuautitlán Izcalli, el abanderado a la gubernatura, Alfredo del Mazo Maza estuvo muy apapachado, sobre todo por las mujeres a las que mucho les gusta lo del apoyo al trabajo en el hogar, el llamado “Salario Rosa”. Muchos priistas como Ismael del Moral, Martín Saavedra, Miguel Ángel Gutiérrez Pilloni y Francisco Rojas, entre otros, se les vio por ahí y fueron miles y miles de priistas los que escucharon la propuesta de Del Mazo. Pero sin duda uno de los que más llamó la atención por su protagonismo y euforia fue Karim Carvallo, el exalcalde que apareció, feliz y sencillo, como nunca lo fue cuando era presidente y su gente gritaba “Karim con Alfredo” “Karim con Alfredo”, lo que provocó la molestia de muchos priistas que fueron prácticamente pateados en su gobierno. Circularon versiones de que habían bajado del templete a Karim, pero no fue así, simple y sencillamente la gente mostró molestia por su protagonismo, aunque él se siente cobijado por Juan Pedro García (otro mal querido), quien lo revivió en esta campaña. Pero la verdad Del Mazo en Cuautitlán Izcalli, Tlalnepantla y Naucalpan estuvo muy apapachado y lo de una segunda vía del teleférico de Ecatepec a Tlalnepantla provocó muchos aplausos entre la gente.

A la que ya no quieren ni ver en Tlalnepantla es a Xóchitl Gálvez, pero no crean que los tianguistas que la agredieron, sino los propios panistas, pues aseguran que después de las reuniones nocturnas a las que ella acude y en donde trabajan duro, piden coperacha para la cena y ella saca con trabajos 200 pesitos de su bolsa y los activistas siempre se quedan con hambre.

Y la que anduvo volanteando en Naucalpan fue la panista Josefina Vázquez Mota, quien fue bien aceptada por la gente, y aunque provocó mucho congestionamiento vial a la altura de Los Remedios, la gente recibía los volantes y muchos le tocaban el claxon en señal de aceptación.

Y también Delfina Gómez anduvo en Naucalpan, en donde pidió a Vázquez Mota que se ponga a trabajar y deje de hacer señalamientos infundados