compartir en:

Por Patricia Guillén 
@patito1811

“No queremos señor Miguel Ángel Mancera vivir en su ciudad rosa, que por más que la pinten, el color de la sangre va a estar debajo; el rosa se va a teñir de rojo, se ha ensuciado las manos y se la sigue manchando día con día. No queremos vivir en su ciudad de mentiras ni de feminicidas”, reclamó Araceli Osorio, mamá de Lesvy Berlin Rivera, joven de 22 años de edad, hallada muerta en una caseta telefónica en Ciudad Universitaria. 

La familia de Lesvy aseveró que no es suficiente la renuncia del anterior procurador, Rodolfo Ríos Garza, en razón “a las violaciones a derechos humanos cometidas por dicha dependencia” por la hipótesis de un suicidio cuando las pruebas señalan que fue un feminicidio, exigen también la renuncia inmediata del titular de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Homicidio, Marco Enrique Reyes Peña y de la titular de la fiscalía desconcentrada en Coyoacán 1, Claudia Elizabeth Cañizo Vera, por filtración de información. 

Con gritos de dolor, desesperación y coraje, la madre de Lesvy demandó a las autoridades que se aclare el caso, “porque el juez ha mentido, no nos cree a nosotros, no le cree a los testigos, el Juez determinó que Jorge sólo cambió un poco su versión, no lo estoy diciendo yo, aquí está el expediente, hay personas que vieron que él lastimó a Lesvy física y psicológicamente. Quiero preguntar ¿En este país queremos vivir, en dónde se le cree más al feminicida? ”. 

Recientemente la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina, informó que la exalumna de la Universidad Nacional Autónoma de México se suicidó frente a su novio luego de una pelea. Aunque su exnovio actualmente se encuentra recluido, las autoridades declararon que no fue un feminicidio.

“Hay que aplaudirle al juez de control porque lo logró a pesar de una cadena de mentiras, a pesar de que están los videos a los que nosotros no tuvimos acceso”, indicó Araceli Osorio.
Sayuri Herrera, abogada del caso, explicó a Diario de México que ayer, el Centro de Derechos Humanos Francisco de Vitoria interpuso una apelación contra la resolución del Juez porque consideran que debe ser revisado por la Magistratura, salas penales en donde se encuentran los magistrados quienes deben rectificar la decisión del Juez. 

“Buscamos que se vincule la pareja de Lesvy como feminicidio, todavía están a tiempo de eso, el primer juez que valoró el asunto no juzgó con perspectiva de género como está obligado cuando hay violencia hacia las mujeres, porque en la carpeta están las pruebas suficientes para que así se haga”, agregó. 

Por su parte, el Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio y familiarias de Lesvy, insistieron en que su muerte debe investigarse y juzgarse; “la joven no se suicidó como pretende concluir la PGJ. Así lo sostuvimos en la Audiencia de vinculación a proceso, donde acudimos la familia y sus defensoras y defensores”. 
El miércoles un grupo de feministas realizó otra protesta frente a la torre de Rectoría. 

TAGS EN ESTA NOTA: