compartir en:

La mayoría de las veces, llega a tus manos cuando te contrata una empresa, otras porque necesitas generar unas estrellitas para tu historial financiero, pero las tarjetas de débito son la entrada al mundo adulto de los bancos y de la tecnología, pues permite la compra tanto en físico como en línea de todo aquello que deseemos.

Por ello, es importante saber cómo sacarle todo el jugo a un producto que en México ha ido a la alza  y cómo beneficiarse de un buen manejo de ella.

 

Este tipo de plásticos te permiten pagar en todos lados, incluso en el extranjero. Una de las ventajas que tiene es que puedes planificar tus gastos, ya que a diferencia de la tarjeta de crédito, es el dinero con el que cuentas, no es un préstamo.

 

Hay algunas tarjetas de débito que, como las de crédito, están pensadas para adecuarse a tu estilo de vida, que tienen un nivel de seguridad para evitar la clonación y para proteger tu dinero, ya que con sólo digitar tu NIP tus compras estarán más seguras.

 

Versatilidad. Tienen amplitud de lugares en donde utilizarse, desde centros comerciales, tiendas de conveniencia, y también las tarjetas adicionales pueden ayudarte si algún familiar necesita comprar algo. Por eso, cuida tu tarjeta de débito, aparte de tenerla en un lugar seguro, no retires cantidades pequeñas, porque de poquito en poquito, las comisiones por retiro se van acumulando y el cobro de ellas sí impacta en tu dinero.

 

Como la cantidad de tu tarjeta de débito es lo que en realidad tienes, o sea el dinero que has ganado y no un crédito, planifica bien y compara si aún no la has sacado, qué banco es el que tiene comisiones más bajas por su manejo para hacer una buena elección.

 

Es importante que lleves una lista de tus compras porque de esa forma podrás poner en papel o en excel, qué cosas compraste, cuánto te cobraron de comisión, qué operaciones hiciste y el total de tu saldo.

 

Siempre utiliza los cajeros automáticos del banco en el cual contrataste tu tarjeta, de esta manera se te cobrará una comisión no tan alta, en comparación con alguien que lo use y no sea de la misma institución financiera.

 

Y algo que te llamará la atención y querrás poner en práctica: en el caso de la tarjeta de débito ScotiaCard con sólo una app, tendrás a la mano el Programa de Descuentos en diversos establecimientos participantes, promociones y cupones. Así que ponte las pilas y comienza a apreciar más a tu tarjeta de débito.

 

TAGS EN ESTA NOTA: