Moscú.- El Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB) previno una serie de ataques terroristas que una célula del autollamado Estado Islámico (EI) planeaba perpetrar en ciudades del Cáucaso y los Urales, informó la dependencia hoy.

En el Territorio de Stavropol , al sur ruso, el FSB detuvo las actividades de un residente local y un nativo de la República de Daguestán, principalmente  de población musulmana, por tentativa de planear ataques contra agentes de policía y lugares públicos.

Uno de los delincuentes fue detenido en la ciudad de Neftekumsk, el segundo fue neutralizado después de oponer resistencia armada, sin víctimas civiles o agentes de la ley, detalló el documento.

En el Lyantor, en el noroeste de Siberia, fueron detenidos otros tres residentes locales, miembros de la organización terrorista internacional Emirato del Cáucaso, prohibida en Rusia, que supuestamente atacarían un centro comercial.

Los elementos de seguridad agregaron que decomisaron armas de fuego, herramientas para fabricar artefactos y literatura extremista.

De los aproximadamente 23 mil extranjeros que combaten en las filas del yihadista EI, se estima que al menos dos mil 200 son ciudadanos rusos, provenientes mayoritariamente del Cáucaso Norte.

El origen del conflicto tiene sus raíces en la primera guerra ruso-chechena, desatada tras la declaración unilateral de independencia de Chechenia, en noviembre de 1991.

Desde 2007 los fundamentalistas buscan consolidar el Emirato del Cáucaso, proyecto basado en la sharia que ocuparía varios territorios rusos al incorporar diversos grupos étnicos de la zona. Han realizado diversos atentados contra las fuerzas de seguridad rusas, civiles, aeropuertos y otros lugares públicos moscovitas.

Notimex

TAGS EN ESTA NOTA: