A partir de este viernes las grúas a cargo de la Subsecretaría de Control de Tránsito de la Ciudad de México dejarán de levantar infracciones a los automovilistas, sin que ello exima a los infractores de una multa económica y de una penalización en su licencia de conducir, informó el Jefe de Gobierno de la CDMX, Miguel Ángel Mancera.

Con las reformas a algunos artículos del Reglamento de Tránsito, publicadas hoy en la Gaceta Oficial, las infracciones serán realizadas únicamente por las autoridades de tránsito.

Las grúas sólo realizarán misiones de apoyo vial, es decir, sólo podrán remolcar vehículos a un Depósito Vehicular, conocidos popularmente como “corralones”, a petición de la Subsecretaría de Control de Tránsito, a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX, en situaciones de emergencia o cuando obstruyan las vías de comunicación.

Las grúas ya no tienen permitido el arrastre de vehículos cuando:

  • La unidad se estacione sobre vías peatonales y primarias; en el costado izquierdo de la vía cuando existan camellones centrales, laterales o islas; o en los carriles exclusivos, confinados y/o prioritarios de transporte público.
  • La unidad esté estacionada en áreas de circulación, accesos y salidas de estaciones y terminales del transporte público colectivo, sitios de taxi, así como en zonas de ascenso y descenso de pasaje de transporte público.
  • La unidad esté detenida frente a bancos, hidrantes para uso de los bomberos, entradas y salidas de vehículos de emergencia, de estacionamientos públicos y gasolineras, rampas o escuelas, en doble fila o en batería.
  • Las unidades de transporte público carguen gasolina con pasajeros a bordo o lleven vidrios polarizados.
  • Las unidades de enseñanza de manejo no cuenten con un sistema doble de frenos, embrague y retrovisores. Sin embargo, las escuelas de manejo pueden ser acreedoras a una sanción.

Dicha medida es para terminar con el esquema concesionado de la administración pasada, el cual permitía generar infracciones y retirar vehículos por parte de la empresa concesionada y elementos de tránsito.

Sin embargo, se mantienen las multas, que van de cinco a 30 veces la Unidad de Cuenta de la Ciudad de México, y la penalización en la licencia de conducir de uno a seis puntos.

Las grúas podrán ser solicitadas también por la ciudadanía para retirar vehículos en situación de abandono o cuando obstruyan las vías de comunicación. Para esto se desarrollará una app para solicitar el servicio.

TAGS EN ESTA NOTA: