compartir en:

Yakarta.- Un equipo del Parque Nacional Marino de Wakatobi, en Indonesia, encontró casi seis kilogramos de basura dentro del estómago de una ballena que fue hallada muerta en la isla Kapota, al sureste de Célebes, informó hoy el Ministerio de Medio Ambiente y Bosques. 

El cadáver del cachalote, que medía 9.5 metros de longitud y 4.3 metros de ancho, ya comenzaba a descomponerse cuando fue hallado la noche del lunes varado en aguas cercanas a la costa de Kapota, por lo que personal del parque procedió a extraer del mar al animal. 

El equipo de Wakatobi, asistido por investigadores de la Academia de la Comunidad de Marina y Pesca, del Fondo Mundial para la Vida Silvestre (WWF) y lugareños, abrieron el estómago del animal para encontrarse con 5.9 kilogramos de residuos plásticos. 

En una declaración, el ministerio precisó que fueron hallados 115 vasos de plástico, 19 piezas de plástico duro, cuatro botellas de plástico, 25 bolsas de plástico, seis astillas de madera, dos sandalias de goma, una bolsa de nylon y más de mil piezas de cuerda plástica. 

Tal descubrimiento causó consternación entre los ecologistas, sin embargo, la WWF explicó que no podía confirmar aún si la basura fue la causa de la muerte de la ballena debido al estado de su descomposición, de acuerdo con reportes del periódico The Jakarta Post. 

“Aunque no hemos podido deducir la causa de la muerte, los hechos que vemos son realmente espantosos”, indicó Dwi Suprapti, coordinador de conservación de especies marinas en WWF Indonesia, y dijo que el cadáver fue enterrado este martes en la playa de Kolowawa, en la aldea de Kapota Norte. 

El uso de plástico desechable es un problema particular en algunos países del sudeste asiático, como Indonesia, China, Filipinas, Vietnam y Tailandia que desechan hasta 60 por ciento de los residuos plásticos que terminan en los océanos, según un informe de 2015 de la organización Ocean Conservancy. 

Las bolsas de plástico matan a cientos de animales marinos cada año. En junio pasado, una ballena piloto murió en el sur de Tailandia después de tragar 80 de estos materiales 

Diversos reportes han advertido que la cantidad de plásticos en el océano podría triplicarse en una década a menos que los países adopten medidas para contener la basura, que está causando daños irreparables a la vida marina. 

TAGS EN ESTA NOTA: