compartir en:

Ciudad de México.- La semana pasada a un hombre fue linchado en el pueblo de San Francisco Tlalnepantla, alcaldía de Xochimilco, por la supuesta violación e intento de secuestro de una niña; sin embargo, se dio a conocer que la víctima era inocente.

A pesar de que ya pasaron más de cinco días, las autoridades no han detenido a ninguno de los pobladores que participaron en el homicidio del sujeto, el cual fue ocasionado por un rumor.

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México informó que no se puede permitir este tipo de situaciones, “muy lamentable que se corra un rumor entre la gente y suceda este linchamiento, lo cual no podemos tolerar en la ciudad”.

Explicó que se están analizando muy cuidadosamente las imágenes del crimen, ya que no se tiene la intención de encarcelar a todos los habitantes del pueblo.

El hombre, de 28 años, era originario de Guerrero y acababa de regresar de Estados Unidos. Debido a que era promotor turístico se encontraba en Xochimilco promocionando un hotel y, de acuerdo a su hermano, no contaba con antecedentes penales.

De igual forma, la procuradora capitalina, Ernestina Godoy, confirmó que el hombre no participo en ningún crimen de índole sexual en contra de una menor y que no existe ninguna denuncia.

“No tenemos ninguna denuncia presentada por violación en este pueblo de Tlalnepantla, ya está identificado, vino su familia, es una persona que es del estado de Guerrero, tenían realmente muy poco tiempo de regresar de Estados Unidos, estaba haciendo promoción de un hotel, no tenía antecedente”.

LOS HECHOS

La noche del pasado 7 de febrero, los pobladores de San Francisco Tlalnepantla, acusaron a un hombre de intentar secuestrar y violar a una niña de la zona.

Por los supuestos crímenes el hombre fue golpeado hasta la muerte, por un grupo de al menos 40 personas.

Al lugar, acudieron varios policías para tratar de rescatar al hombre, sin embargo, llegaron tarde y también fueron atacados por los pobladores, quienes lograron lesionar a 13 uniformados.

Finalmente, dos policías fueron retenidos por la multitud y no los dejaron ir hasta que negociaron con un mando, quien le prometió mayor seguridad en la zona.

NJAR

TAGS EN ESTA NOTA: