Un hombre apodado como "El Gancho" aceptó el reto de beber, "de un jalón", toda una botella de aguardiente para recibir la recompensa de 40 pesos por parte de uno de los comerciantes en la colonia Centro; tras cumplir el reto, el hombre se retiro feliz de su victoria y minutos después cayó al suelo y falleció cerca de un puesto de ropa.

Mientras apuntaba con el fondo de la botella hacia el cielo, otros comerciantes y espectadores callejeros lo motivaron gritando "¡fondo, fondo!".

Inmediatamente los vendedores llamaron a las autoridades y paramédicos para que ayudaran al hombre. Al llegar al lugar de los hechos, los elementos de la Cruz Roja dijeron que el hombre había muerto por una congestión alcohólica por lo que no pudieron salvarle la vida.

 

 

TAGS EN ESTA NOTA: