Ciudad de México.- Este martes los casi 27 mil comercios del Centro Histórico abren sus puertas, la semana pasada, en videoconferencia de prensa, la secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, indicó que el reto es disminuir la afluencia de personas para evitar contagios. 

NOTA RELACIONADA: Sheinbaum manda mensaje especial por semáforo naranja

Por ello se tienen puntos a considerar: la reapertura va a ser gradual y ordenada de la actividad económica será a la mitad, en el que los grupo de comerciantes se alternarán cada semana de lunes a sábado; medidas de protección, transporte público y uso adecuado del espacio público.

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, destacó que las acciones para garantizar las medidas sanitarias y de sana distancia en el Centro Histórico, se desarrollaron entre el Gobierno capitalino y los comerciantes de la zona, con el propósito de reactivar la economía y evitar mayores contagios de coronavirus.

“Esto es algo que ya ha sido consensado con ellos (comerciantes) y a partir de la próxima semana, iniciará de forma escalonada y cuidando estrictamente las medidas sanitarias, la apertura de los distintos negocios que caracterizan nuestro bello Centro Histórico de la Ciudad de México, que además representa un centro económico de nuestra ciudad”, expresó.

El Plan de Reapertura del Centro Histórico durante el Semáforo Naranja se compone de cuatro ejes:

  1. Reapertura gradual y ordenada de la actividad económica. La operación de los negocios será del 50 por ciento de lunes a sábado en un horario de 11:00 a 17:00 horas, y domingo cerrado. La apertura se realizará de acuerdo con la numeración de dirección (números pares e impares); la primera semana abrirán comercios con numeración par el lunes, miércoles y viernes; y numeración non el martes, jueves y sábados. En la siguiente semana el orden se invierte, y así continúa de manera sucesiva.

Se mantendrán abiertas las actividades esenciales que no han cerrado.

  1. Calles para la Sana Distancia. En el perímetro del Centro Histórico que comprende las calles Eje Central Lázaro Cárdenas, Belisario Domínguez, Peña y Peña, Eje 1 Oriente Circunvalación, San Pablo y José María Izazaga, se establecerán 12 nuevas calles flexibles (ampliación de espacio peatonal hasta la mitad del actual arroyo vehicular) y 30 nuevas calles peatonales; se mantendrá la operación del carril del Metrobús y 10 calles con su operación habitual.

Circulación vehicular con restricciones de lunes a sábado de 10:00 a 18:00 horas a partir del 30 de junio.

  1. Medidas a la Protección de la Salud. De manera conjunta empresarios trabajadores vecinos y autoridades desarrollaron una serie de planes y protocolos para la operación segura y libre de contagio de COVID-19. Con ello, se mantendrán en las instalaciones una adecuada organización y señalética, así como medidas sanitarias para la protección de los visitantes, empleados y la comunidad.
  2. Uso Adecuado del Espacio Público. Se plantea que el comercio en vía pública se establezca dos días a la semana en zonas y calles previamente establecidas, así como medidas específicas para el cuidado de la salud y la sana distancia: Zona Norte - jueves y sábado del Eje 1 Norte a San Ildefonso; Zona Centro - martes y viernes de San Ildefonso a Venustiano Carranza; y Zona Sur - lunes y miércoles de Venustiano Carranza a Nezahualcóyotl.

El secretario de Movilidad, Andrés Lajous Loaeza, explicó que las calles de uso flexible se ampliará el espacio peatonal y se señalizará la zona, y las calles peatonales permitirán una mejor operación del flujo de personas con sana distancia para evitar aglomeraciones en la zona del Centro Histórico.

En tanto, la coordinadora general de la Autoridad del Centro Histórico, Dunia Ludlow, indicó que en el Centro Histórico hay en total 27 mil unidades económicas, de las cuales en el Semáforo Rojo abrieron cerca de 6 mil y a partir del 30 de junio se sumarán 21 mil, lo que representa casi el 100 por ciento de la actividad en la zona.

Sobre el comercio en vía pública, dijo que la Secretaría de Gobierno, a través de la Dirección General de Reordenamiento en Vía Pública del Centro Histórico, ha mantenido un diálogo con diferentes grupos y líderes del comercio en la vialidad para ordenar sus actividades durante el Semáforo Naranja.

“Los elementos que utilicen serán rejillas que no podrán medir más de uno 1.20x2 metros; tan solo una persona podrá laborar en cada uno de estos puestos, con 2 metros de distancia entre cada uno; y cada persona que lo atienda deberá tener careta, cubrebocas, antibacterial, entre otras medidas que garanticen la sana distancia”, indicó.

Los vendedores de la vía pública deberán ubicarse del lado que no esté abierto el comercio formal para que haya fluidez y evitar las aglomeraciones en las calles, también se ha retirado un número importante de estructuras en coordinación con líderes en la Zona Oriente del Centro Histórico.

 

TAGS EN ESTA NOTA: