compartir en:

Por: Patricia Guillén

@patito1811

Ocho familias y cinco locales comerciales, entre ellos una cocina económica, una estética, un salón de belleza, una tintorería y una tienda de abarrotes, era lo que se encontraba en el edificio de cinco niveles ubicado en la calle de Concepción Béistegui 1503, colonia Narvarte, en la delegación Benito Juárez.

El inmueble fue uno de los primeros edificios que ya se encuentra en proceso de demolición debido a los daños causados por el terremoto del 19 de septiembre. Magdalena Hernández vivía en el piso tres, en el departamento 302; el día del sismo se llevó una sorpresa al regresar a su casa, pues encontró su edificio cuarteado, con partes del muro colgando, ventanas rotas y escombro sobre la banqueta.

“Desde ese día ya no pude entrar, con la ropa que llevaba puesta aquella mañana del 19 es como me quedé, sin nada; ni los recuerdos, fotografías, cosas de mi nieta, juguetes, documentos, nada pudimos sacar”, recordó.

Sentada en una silla, a un costado del campamento que instalaron en la acera de enfrente de su vivienda, Magdalena tomó un sorbo de café y preocupada dijo que desconoce cuáles serán los procedimientos para que puedan acceder a los recursos del Fonden, pues pese a que el edificio está a punto de desaparecer, aún no puede enlistarse a dicho programa porque les piden el dictamen y hasta hoy día no les han entregado dicho documento.

“Nada más queremos que no nos vayan a olvidar por no tener ese papel. Queremos que nos ayuden, nada más tenemos el apoyo. de los tres mil pesos, pero queremos algo más, que no se les vaya de las manos a las autoridades. Todo se quedó allá adentro. Según dicen que nos darán el dictamen hasta que demuelan el inmueble y eso será hasta la próxima semana, pero mientras cómo le hacemos”, comentó preocupada.

Por su parte, José Alejandro Garibay Aligaca, dueño de la tienda de abarrotes, manifestó estar en la incertidumbre, dijo que es necesario que los orienten para estar en la lista de programas o apoyos. “Somos privilegiados en ser de los primeros inmuebles que vayan a tirar, pero necesitamos una esperanza para tener algún financiamiento, ya no queremos perder más tiempo, no deseamos que nos manden a varios lados y no lograr nada”, dijo.

Los colonos afirmaron a Diario de México que el inmueble lleva en pie más de 70 años; además del sismo de 1985 y de los más recientes, “siempre resistió”; sin embargo, el del 19 de septiembre “ya no lo aguantó”.

“Aquí está toda nuestra vida, todo lo que tenemos. Afortunadamente la gente nos ha ayudado pero queremos recuperar algo que nos costó tanto esfuerzo construirlo. La tienda llevaba más de 26 años operando y lo triste fue ver caer mis cosas”, añadió el señor Alejandro.

De acuerdo con la Secretaría de Obras de la Ciudad de México (Sobse), los primeros inmuebles que serán demolidos son Concepción Béistegui 1503 y Génova 33, este último ubicado en la colonia Juárez, en la delegación Cuauhtémoc.

La Sobse indicó que para ambos casos realizaron la inspección tanto de los inmuebles dañados como en los aledaños para iniciar con el derrumbe. Aunque cada caso tendrá un proyecto de demolición diferente pues depende de su nivel de afectación, ubicación y dimensión.

En ambos casos, ayer iniciaron con la topografía de medición y será la próxima semana cuando empiecen los trabajos con maquinaria; una vez que se concluya la liberación de la zona por parte de la CFE, Gas Natural y demás interferencias que puedan afectar a los vecinos o poner en riesgo a los trabajos implicados.

De acuerdo con información de la delegación Benito Juárez son 22 los inmuebles calificados como de alto riesgo, lugares en los quelas autoridades ya han apoyado para la recuperación de bienes y en los cuales participaron miembros de Protección Civil.

Señalaron que son diez los inmuebles catalogados de alto riesgo en la demarcación, entre ellos están Paz Montes de Oca 93, Balboa 1016, Morena 501, Balsas 18, Tokio 517, Miravalle 913, Monosabio 7, Sevilla 405, Uxmal 443 y Magdalena 22.

Refirieron que adicionalmente han realizado 350 suministros de agua a través de pipas; 55 reparaciones de fugas de agua y retirado tanques de gas en cuatro inmuebles, Tokio 516, Avenida Coyoacán 614, Odesa 1222, Gabriel Mancera y Escocia. Además de haber atendido a 18 inmuebles con tapiado y apuntalado.