compartir en:

Madrid.- Equipos de rescatistas españoles intensificaron sus trabajos para rescatar a un bebé de dos años de edad, esto después de que el menor cayera a un pozo de 110 metros de profundidad en una finca de la localidad de Totalán, Málaga, el domingo pasado.

En los primeros momentos del rescate, el cuerpo de bomberos introdujo una cámara que chocó con un tapón de tierra, a unos 80 metros de profundidad, al parecer por un desprendimiento en el pozo, donde se han encontrado cabellos y una bolsa con objetos del menor, que fue identificado como Julen.

Este miércoles comenzaron con la excavación del túnel lateral y de un segundo en paralelo con la finalidad de acercarse al pequeño que se encuentra en un pozo de 25 centímetros de diámetro.

Expertos en rescate minero de Asturias serán los encargados de realizar de manera manual la conexión final entre el túnel horizontal y el pozo, debido a la delicadeza del trabajo. Mientras que técnicos de la empresa sueca Stockholm Precision Tools AB determinarán mediante geolocalización hacia dónde se dirige el pozo bajo tierra.

Además, se prepara también el entubado del pozo para proteger al menor de las vibraciones por la excavación que podría tardar entre 24 y 48 horas, pues el trabajo es muy complejo.

pozo en España

El domingo pasado, Julen se encontraba de paseo en una finca familiar, ubicada en un monte de Totalán, cuando cayó en un pozo sin que los adultos que lo acompañaban pudieran hacer algo para evitarlo o para rescatarlo, aunque aseguraron que escucharon su llanto desde la profundidad.

De acuerdo con la prensa, el pozo fue cavado para la búsqueda de agua subterránea, pero esta obra  carecía de los permisos de las autoridades locales y de señalizaciones.

Vah

TAGS EN ESTA NOTA: