compartir en:

Ciudad de México.- Las negociaciones entre Boca y Cruz Azul ya están casi finiquitadas, sólo La Máquina espera el pago de los argentinos para liberar el pase de Marcone.

Pese a que el día de ayer se dio por hecho el pase de Iván Marcone, mediocampista de Cruz Azul a Boca Juniors, la realidad es que todavía falta lo principal, el cual es el pago del argentino a la administración cementera.

Por como se han estado manejando las cosas, la situación parece tendrá unas horas de tensión entre ambas entidades, ya que fuentes cercanas a Ricardo Peláez, director deportivo del cuadro cementero, confesaron que el directivo tiene instrucciones de no dejar ir al mediocampista hasta que Boca Juniors haga el depósito completo de ocho millones de dólares.

Iván Marcone

Pese a que el cuadro mexicano tiene ventaja en las negociaciones, quiere evitar pleitos legales, ya que hasta el momento Boca Juniors no ha hecho ningún deposito y se prevé que el representante de Marcone, Christian Bragarnik, sea el intermediario entre ambos clubes.

Por su parte el mediocampista argentino en los últimos días ha estado entrenando con normalidad en las instalaciones de La Noria, aunque diversos medios deportivos han destapado que el mismo jugador quiere irse a Argentina para que pueda ser tomado en cuenta para la selección de su país y pueda participar en la Copa América que se jugará en Brasil en el verano de este año.

La situación de Marcone quizá se resuelva en lo que resta de la semana, pues el mediocampista sabe que si Boca hace el pago correspondiente, Cruz Azul en automático le abrirá las puertas para que viaje a su natal argentina sin ningún  tipo de problema.

 

TAGS EN ESTA NOTA: