La coordinadora de la Unidad de Género de la Cámara de Diputados, Beatriz Santamaría Monjaráz, aseguró que las mexicanas jefas de familia dedican un promedio de 47 horas a la semana a la vida doméstica y la procuración de las personas que integran el entorno familiar.

“Mientras no cambiemos esas horas de distribución del trabajo al hogar y no sean más equitativas, seguirán siendo un obstáculo a su desarrollo; las mujeres dedicamos por lo menos de 10 a 20 años a la crianza de los hijos, que son de no desarrollo en el ámbito laboral y eso el sistema lo cuenta”, expresó.

Enfatizó que no se reconoce a la mujer en su papel de la vida doméstica, lo cual debería ser considerado como años de experiencia y ser incluidos en los Curriculum Vitae.  

Señaló que el 29 por ciento de hogares en México son encabezados por jefas de familia, lo cual subió en 5 puntos porcentuales durante los últimos 4 años, según cifras del INEGI. “No sólo sostienen a los hogares económicamente, sino en lo emocional y en la parte de los cuidados”, agregó.

“Necesitamos que la igualdad se convierta en algo más que un discurso y pase de lo sustantivo a lo tangible, pero para lograrlo requerimos de la participación de los hombres”, expresó.

TAGS EN ESTA NOTA: