compartir en:

Por Carlos Meraz

Ciudad de México.- Es un sobreviviente de la era del “sexo, drogas y rock & roll” y de los excesos de los “rock stars” de las décadas 60 y 70. Pero ahora, a los 75 años, el estilo de vida de Keith Richards ya es otro... bebe una copa de vino en las comidas y en ocasiones cerveza. Las drogas duras como la cocaína y heroína, así como sus explosivos cócteles etílicos, son parte de su mítico pasado, pero hay un vicio que no se ha podido quitar: la nicotina.  

El icónico guitarrista de la longeva banda británica The Rolling Stones reveló a la revista inglesa “MOJO” su actual e “infame” estilo de vida.  

“Lo he intentado. Hasta ahora, sin éxito. Lou Reed afirmó que la nicotina era más difícil de abandonar que la heroína, y así es”.  

“Dejar la heroína es como el infierno, pero es un infierno corto. Los cigarros siempre están ahí. Solo los tomo y los enciendo sin pensar. Pero últimamente me las arreglé para reducirlos a una cantidad sustancial todos los días, y todavía estoy trabajando en ello, porque me he dado cuenta de que no los necesito. Me he dado cuenta de que es un hábito inútil. Pero oye, cuando tienes 75 años, los hábitos están bastante arraigados”.  

Ruedan las incansables piedras  

Sin embargo, “Keef ” reconoció que no por ello se ha vuelto ni deportista y mucho menos un abstemio persignado.  

“Eso sí, si te encuentro en un bar y me dices: ‘¿Quieres un trago?’ ¡No lo rechazaría! No soy un puritano en estos asuntos. Es solo que ya no está en mi menú diario”.  

De abril a junio, Richards se enrolará con The Rolling Stones en la gira “No Filter”, con 17 conciertos por Estados Unidos y Canadá, que inicia el 20 de abril en el Hard Rock Stadium de Miami, Florida, y culmina esa etapa el 29 de junio en el Burl’s Creek Event Grounds, en Ontario, Canadá.

TAGS EN ESTA NOTA: