compartir en:

Cuando acudes a una clínica de belleza o a una estética, lo haces porque confías en que el personal será totalmente profesional y aparte de hacerte lucir bien, cuidará de tu salud física.

Sin embargo, hay lugares que en vez de causar un bien, se aprovechan y terminan causando un daño terrible. Tal es el caso del salón de belleza, al que acudió Megan Rixon, una joven inglesa, quien quería extensiones de pestañas.

A través de un video, la joven, quien durante dos horas quedó ciega, explicó que la señorita que tenía la tarea de aplicarle las extensiones utilizó pegamento de uñas, el cual le irritó mucho sus ojos y nunca le aviso.

Narró que a los pocos minutos, de que la estilista le pusiera el pegamento, empezó a sentir dolor en los párpados y a ver puntos blancos; sin embargo, al quejarse la empleada le dijo que era algo normal.

Le recomendaron reposar los ojos, pero cuando Megan trató de abrirlos no pudo hacerlo, ya que sus párpados se quedaron pegados. Cuando por fin lo logró, la joven tenía una fuerte irritación, la cual provocó que se quedará ciega durante dos horas.

Ante la situación, la empleada confesó que había utilizado pegamento para uñas, que es más fuerte, para la colocación de las pestañas.

via GIPHY

Megan Rixon subió el video de su historia a Twitter, donde tiene más de mil seguidores, y explicó que después de varias horas la hinchazón e irritación disminuyeron, pero todavía sentía dolor.

NJAR

TAGS EN ESTA NOTA: