compartir en:

Australia.- Un estudio de la Universidad Nacional Australiana, publicado en la revista PLoS One, afirma que la pereza contribuyó, en parte, a la extinción del Homo Erectus, un homínido que se extinguió 350 mil años antes de nuestra era.

via GIPHY

Esta conclusión se apoya en las evidencias halladas en las excavaciones arqueológicas que se realizaron en 2014 en el yacimiento de Saffaqah (Arabia Saudí).


Foto: Pixabay

Según los resultados esta especie utilizó la estrategias del menos esfuerzo, para fabricar herramientas y recolectar sus alimentos. Además, esto se sumó a la incapacidad de adaptarse a los cambios climáticos, dando como resultado su extinción.

via GIPHY

Así estos antepasados de los humanos, en lugar de cambiar para adaptase a su nuevo entorno siguieron haciendo lo mismo. Por lo tanto, su tecnología poco evoluciono y terminó condenando a los Erectus.

ACS

TAGS EN ESTA NOTA: