EFE

Berlín.- La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, se casó finalmente este miércoles, después de tres cambios de fecha derivados de la agenda política y de la pandemia de coronavirus.

Frederiksen, de 42 años, y el director de cine Bo Tegnberg, de 55, contrajeron matrimonio en una iglesia de la isla de Møn, en el sur del país, en una ceremonia limitada al estricto círculo familiar.

La jefa de Gobierno, que tiene dos hijos de una relación anterior, no había comunicado a los medios la nueva cita.

Sin embargo, medios daneses lograron captar las imágenes de la pareja ante el templo, tras una boda con pocos invitados y en plenas vacaciones para la mayoría de los daneses.

Los planes de boda de Frederiksen y Tegnberg, que son pareja desde 2014, se vieron alterados sucesivamente por cuestiones de agenda política o por las restricciones derivadas del coronavirus.

Iban inicialmente a casarse el verano anterior, pero la convocatoria de elecciones legislativas en Dinamarca obligaron a un primer aplazamiento: Frederiksen, la líder del Partido Socialdemócrata, ganó esos comicios y se convirtió en primera ministra.

La boda se trasladó entonces a la primavera de 2020, pero el estallido de la pandemia de coronavirus y las restricciones a la vida pública impuestas por esta motivó otro aplazamiento.

Tardó en cerrarse una nueva fecha, ya que durante semanas el número de personas que se podían reunir en Dinamarca estaba limitado a diez.

Finalmente se concretó la fecha del 18 de julio, día que acabó resultando también inviable, ya que habría coincidido con la segunda jornada de la próxima cumbre de líderes de la Unión Europea (UE).

Será el regreso al formato presencial para los jefes de Estado y de Gobierno del bloque comunitario, tras meses de conferencias virtuales por imperativo de la Covid-19.

En ella se tratará de cerrar un acuerdo sobre el fondo de recuperación para superar los estragos causados por la pandemia.

Dinamarca, junto con Holanda, Suecia y Austria, forma parte del bloque de países más reacios a la fórmula propuesta de la Comisión Europea (CE) de crear un fondo con un volumen de 750 mil millones de euros, una parte importante de los cuales sería en ayudas a fondo perdido.

La pareja optó por adelantarse a esa fecha y celebrar la ceremonia dos días antes de tan relevante cumbre presencial.

TAGS EN ESTA NOTA: