compartir en:

España.- Un gris Barcelona cayó 3-1 en su visita al Levante en la jornada 12 de la Liga de España y puede ser superado hasta por tres clubes en la clasificación al término de la fecha en curso.

Los tantos del triunfo local fueron obra de los españoles José Campaña (61) y Borja Mayoral (63), y del serbio Nemanja Radoja (68); por los visitantes Lionel Messi marcó al 38 el gol de la victoria parcial “blaugrana”.

Tras esta derrota, Barcelona se rezagó en 22 unidades y aunque sigue en la cima del certamen puede caer hasta la cuarta clasificación con la combinación de algunos resultados; mientras Levante escaló a la octava posición con 17 puntos.

El conjunto local intentó pelear el duelo desde un inicio, primero con cierta tenencia del esférico y después con base en contragolpes, ya que el mediocampo “culé” –Frenkie de Jong, Arthur y Arturo Vidal- se asentó en el rectángulo minuto a minuto y se hacían más de la posesión.

Fue hasta el minuto 38 cuando Barcelona, mediante la vía del penalti, se puso arriba en el marcador gracias a la ejecución de Messi.

Los “blaugranas” lograron dar este golpe en minutos finales. Sin embargo, ellos también sufrieron un revés con la lesión del charrúa Luis Suárez, quien tuvo que abandonar el rectángulo en el minuto 41 tras aparentes molestias en el tobillo; su lugar fue ocupado por el canterano Carles Pérez.

En la segunda mitad del cotejo, la zona defensiva y el mediocampo de Barcelona sufrieron inesperadas fisuras, ya que Levante encontró demasiados huecos entre líneas a las espaldas de los mediocampistas rivales, lo cual produciría dividendos inmediatos al club local.

En el minuto 61, los “granotas” consiguieron la igualada gracias al tanto del español Campaña, que definió prácticamente un penal en movimiento; sólo dos minutos después, Mayoral, canterano del Real Madrid, confirmó la remontada local después de un potente disparo tras girar ante la pasividad en defensa de los visitantes.

El timonel visitante Ernesto Valverde, al verse debajo en el marcador, envió a Sergio Busquets al campo en búsqueda de estabilidad en el eje central de su club. Sin embargo, sólo unos minutos más tarde, en el 68, recibirían el tercer gol en contra después de una acción a balón parado, aprovechada por el serbio Radoja.

Messi intentó comandar el gris ataque de los suyos y en el 74 marcó el 3-2, tanto que fue invalidado debido a un fuera de lugar del francés Antoine Griezmann en la jugada, la cual sería la última aproximación “culé” en el encuentro, ya que a pesar de volcarse en ataque en los minutos finales, jamás encontraron claridad en zona ofensiva y lucieron predecibles en los intentos.

Con información de Notimex           

TAGS EN ESTA NOTA: