compartir en:

Querétaro.- Dafne McPherson tuvo que esperar tres años cuatro meses en la cárcel para que la justicia se aplicará de manera correcta, pues la joven fue acusada del homicidio de du hija tras tener un parto accidental en una tienda departamental.

La chica de 26 años de edad, en aquel entonces desconocía que estaba embarazada de ocho meses, cuando estaba laborando, se sintió mal e inmediatamente comenzó a dar a luz, pero los servicios médicos no llegaron a tiempo para atenderlas, además de que la tienda departamental en la que trabajaba, no dejó pasar a los paramédicos.

La Fiscalía de Querétaro, acusó a Dafne de homicidio calificado en perjurio de su hija recién nacida, sin embargo, al no presentar pruebas científicas que confirmaran su culpabilidad, mientras que la defensa aportó todos los elementos necesarios para comprobar que la joven no tenía conocimiento de su embarazo, además de que no se atendió a la mujer y la bebé al momento del parto.

McPherson tiene problemas con la tiroides, por lo que el aumento de su peso no fue algo inquietante para ella al igual que la irregularidad en su periodo menstrual, pero en aquel entonces, las autoridades contemplaron que era culpable y fue sentenciada a 16 años de prisión.

En 2016 obtuvo un amparo para que se revalorara su caso y se incorporaran otros elementos que no se tomaron en cuenta al momento del juicio, pues según se defensora legal, al momento el proceso estuvo marcado con estereotipos, incluso el fiscal comparó a Dafne con una perra.

vah

TAGS EN ESTA NOTA: