compartir en:

Inglaterra.- El cuadro inglés exhibió al Barcelona en su casa y se instaló en la gran final del torneo más importante de clubes en Europa.

El Liverpool dio la hombrada ante su gente y despachó al Barcelona que llegó a la cancha de Anfield sobrado de confianza tras el 3-0 que le propinó en el Camp Nou.

A los seis minutos Henderson controló un trazo largo dentro del área, se acomodó y disparó, Ter Stegen se lanzó y realizó una primera atajada, pero Divock Origi estuvo atento para tomar el rebote y abrir el marcador.

Imagen

La afición en Anfield incrementó los decibeles con una explosión de júbilo, la hazaña era posible y sin sus estrellas Mohamed Salah y Roberto Firmino en la cancha.

A los 15 minutos Barcelona tuvo la primera llegada de peligro en los botines de Lionel Messi, pero cuando estaba a punto de recortar para hacer su travesura, Virgil van Dijk alcanzó a estirar la pierna para quitarle el esférico.

La visita despertó y comenzó a hilvanar ataques, todos iniciados por el mejor jugador del planeta, en uno dejó solo a Luis Suárez, pero Alisson se tendió para evitar la caída de su marco, en la siguiente, el propio Messi probó fortuna, pero el balón se fue apenas por un lado del poste británico.

Imagen

El juego fue de ida y vuelta, los ‘Reds’ salieron a darlo todo y tras la ofensiva culé, respondieron con un disparo de Sadio Mané que Ter Stegen se encontró en pleno vuelo, para mantener la ventaja de dos goles.

En la recta final de la primera mitad, Messi filtró el balón para Jordi Alba quien llegó a toda velocidad, pero Alisson achicó y mantuvo el cero en su arco.

En el inicio del complemento Van Dijk remató de taquito un centro en un tiro de esquina y por poco marca el segundo gol, enseguida contestó Barcelona con Luis Suárez, pero falló su remate contra su exequipo.

Al minuto 54 los catalanes perdieron un balón en una salida que remató Wijnaldum a la entrada del área para acercar a los ‘Reds’.

Un minuto después, Wijnaldum se apuntó el doblete con un remate de cabeza para vencer a Ter Stegen y hacer estallar Anfield, con el tanto que forzaba los tiempos extra y la gesta heroica de los muchachos de Jürgen Klopp estaba cerca.

Al 80’ Los ‘Reds’ se chamaquearon a los catalanes en un engaño de Alaxander-Arnold, que fintó con el cobro en un tiro de esquina y agarró ‘dormida’ a la defensa visitante, para dejar solo a Origi, que de primera prendió el balón para marcar el 4-0 que le daba el épico pase a la final a Liverpool.

 

TAGS EN ESTA NOTA: