compartir en:

México.-Una toma clandestina se localizó este jueves en el poliducto Cactus-Guadalajara, a la altura del kilómetro 719 + 900, en el municipio de Nextlalpan, Estado de México.

Cabe recordar que este mismo poliducto fue perforado hace menos de una semana en Tezoyuca, donde derivado de la toma se registró una fuga, por lo que más de 400 habitantes de la zona debieron ser evacuados.

Luego de recibir el reporte sobre una baja de presión en el tramo del Ejido Visitación, elementos de del Ejército Mexicano adscritos a la 37 Zona Militar y trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex) arribaron al sitio para cancelar la toma clandestina.

Asimismo, integrantes de Protección Civil Estatal acudieron al lugar para verificar que no exista una fuga. Se informó que hasta el momento no existe riesgo para la población.

Según primeros reportes, los huachicoleros desconectaron la pipa en la que pretendían robar el gas y huyeron luego de percatarse de la presencia de los militares.  

Nota recomendada: Extraditarán a EU a 'El Hummer', fundador de 'Los Zetas'

En tanto, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó a través de su cuenta de Twitter que, como parte del plan de protección a la red de ductos estratégicos de Pemex, se encuentran en el sitio brindando seguridad periférica mientras que el personal capacitado controla la perforación.

En días pasados el presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió a los huachicoleros que “no quieran jugar a las vencidas” porque es “perseverante y muy terco”.

ACV 

TAGS EN ESTA NOTA: