EFE

Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador, lamentó este jueves la muerte de una mujer en un altercado con la Guardia Nacional en Chihuahua, pero aseguró que se actuó "muy bien" en el operativo en el que se produjo el fallecimiento, durante las protestas de agricultores por el agua.

El incidente ocurrió el pasado martes tras el intento por parte de un grupo de agricultores chihuahuenses de tomar la presa de La Boquilla, en protesta por el desvío de agua a Estados Unidos al que México está obligado por un tratado de 1944.

"Actuó muy bien la Guardia (Nacional), porque, primero, eran muchos más los manifestantes y ellos aunque tenían armas deciden no usar las armas y se salen todos", explicó el presidente en su conferencia matutina desde Palacio Nacional, y recalcó que hubo una retirada por parte de los agentes.

Según la versión del mandatario y que está por "esclarecer", horas más tarde de ese operativo en el que se estima que había unos 2 mil 500 manifestantes, entre ellos políticos, como el exgobernador estatal Fernando Baeza, unos manifestantes pasaron con vehículos por otra infraestructura protegida por la Guardia Nacional.

Allí, supuestamente amenazaron a los agentes con "que les iban a tirar granadas o bombas" extraídas a la Guardia Nacional durante la toma de la presa.

Los agentes procedieron a su detención y constataron que "en efecto llevaban granadas", por lo que decidieron llevarlos a otra población (Delicias) para ponerlos a disposición de las autoridades ya en la noche del martes.

En la caravana hacia Delicias "empiezan a seguirlos cuatro camionetas, a los de la Guardia Nacional, de los manifestantes, y se dan unos disparos".

"Esta es la versión: contesta uno, primero unos tiros al aire, y de las cuatro camionetas se dan cuenta que queda una detenida. Las otras tres se van. Se paran los de la Guardia, van y encuentran que estaba herida de muerte, una señora y el esposo", detalló López Obrador.

"Hay que ver si hubo disparos o no, o si fue un miembro de la Guardia Nacional. Se sostiene que un miembro de la Guardia Nacional tiró. Ellos están esperando a ser llamados por el Ministerio Público y tienen instrucciones de presentarse y declarar, y se va a castigar a los responsables", reveló.

CORRAL PIDE INVESTIGACIÓN

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, exigió a la Fiscalía estatal de inmediato una investigación y aseguró que el suceso "no quedará impune", además pidió la participación de la Fiscalía General de la República (FGR).

"Serán castigados los responsables y pondremos todo el empeño de las instituciones en que se haga justicia", remarcó Corral Jurado en un boletín.

El presidente confirmó que solicitó una investigación "completa" para que "se conozca todo lo que sucedió, quién convocó a la movilización, quién toma la decisión de tomar la presa" y la participación de "caciques" y políticos en el asunto.

"Y desde luego el castigo a quienes hayan cometido el crimen de la señora y lo de su esposo", que quedó malherido, concluyó.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: