México.- De acuerdo con un informe sobre la pobreza de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la riqueza de los 10 mexicanos más ricos del país, es equivalente al total de ingresos de casi 60 millones de personas que viven en condiciones de pobreza.

El documento titulado “La ineficacia de la desigualdad”, se realizó con datos de 2017 y se presentó en la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) por Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal; Enrique Graue, rector de la institución, y otros especialistas en economía y pobreza.

Para el análisis, se tomaron en cuenta lo efectos de la falta de acceso a la salud, la educación, ingresos y la discriminación por género o condición étnico-racial.

“Al crecer la pobreza y acrecentar la brecha de desigualdad, las oportunidades escasean, la desesperanza crece (…), se generan tensiones sociales y, con ello, la inseguridad”, aseveró Graue Wiechers.

Asimismo, en el informe se exponen algunas políticas fiscales para combatir la evasión fiscal, los fondos ilícitos y el gasto público, para que, en un futuro, la igualdad predomine y sea un eje rector en el modelo de desarrollo que permita el cierre de brechas.

“Se trata de igualar para crecer, porque la desigualdad es injusta, ineficiente e insostenible y genera instituciones que no promueven la productividad y la innovación; castiga la pertenencia de clase, género, etnia, y lleva a su máxima consecuencia, la cultura del privilegio que naturaliza las desigualdades”, indicó Bárcena.

Agregó que es necesario eliminar la “cultura de los privilegios” para fomentar la igualdad y lograr un beneficio social a partir de la políticas universales que promuevan la inclusión social, la educación, salud y contribuyan a incrementar la productividad y el crecimiento económico que, a su vez, instalan una cultura de derechos y de ciudadanía social.

Vah 

TAGS EN ESTA NOTA: