compartir en:

Madrid.- En poco más de 2.5 millones de euros (mde, unos 2.7 millones de dólares) se estiman las pérdidas por las manifestaciones de las últimas semanas en Barcelona, sin incluir daños al pavimento, de acuerdo al ayuntamiento local, divulgadas este domingo en diferentes medios de comunicación.

Ante los destrozos ocasionados por las movilizaciones, el ayuntamiento de Barcelona y el gobierno de Cataluña reprobaron los enfrentamientos reportados e hicieron un llamado a manifestarse de manera pacífica.

En tanto, la ministra de Economía y Empresa del gobierno en funciones, Nadia Calviño, señaló que los incidentes ocurridos luego de la sentencia del Tribunal Superior contra los líderes independentistas, están “muy localizados” y su costo “se relaciona” con los puntos en los que se originan.

En el marco de una reunión del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, celebrada en Washington, Estados Unidos, a la que asiste, Calviño ofreció una rueda de prensa en la que confió que pronto se restablezca el orden, “que no tengamos que lamentar grandes daños y que el impacto económico no sea relevante”.

En consideración de la ministra de Economía, los violentos “nunca quebrarán al Estado”. “Nuestra respuesta seguirá siendo firme y proporcional. Pedimos a Torra (el presidente catalán)  que condene de forma clara la violencia”, al tiempo que recordó que el gobierno “siempre” se ha pronunciado por el dialogo conforme a la ley, citó Europa Press.

Sobre las pérdidas económicas por las manifestaciones registradas después de que se emitió la sentencia contra el procés, el presidente del Partido Popular (PP), Pablo Casado, estimó que llegan a los mil 33 millones de euros en Cataluña, por lo que consideró que su economía “se ha empobrecido”.

En tanto, el Producto Interno Bruto (PIB) “ha bajado 457 millones de euros” y los empleos perdidos suman ocho mil, añadió el líder del PP en un evento efectuado en Toledo, donde ofreció cifras “que los nacionalistas ocultan” y recordó que desde la declaración unilateral de independencia unas cuatro mil empresas cesaron sus actividades en Cataluña.

Añadió que “el PIB ya crece un 1.5 por ciento menos que antes del referéndum, la industria cae un 0.6 por ciento cuando antes crecía un 5 por ciento y el Índice de Producción Industrial ha descendido un 24 por ciento. Es un drama total”, en tanto que “ha aumentado un 42 por ciento la disolución de empresas”, anotó, según el sitio digital europapress.es.

Notimex

TAGS EN ESTA NOTA: