compartir en:

México.-La eliminación del acuerdo de suspensión del tomate con el gobierno de Estados Unidos, que impone un arancel temporal de 17.5 por ciento a los exportadores de este producto, tendrá un impacto negativo en la la actividad económica del medio rural nacional, afirmó el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula.

Señaló que esta agroindustria representa el empleo directo de más de 400 mil trabajadores agrícolas y la generación de un millón de empleos adicionales en los distintos eslabones de la cadena.

Precisó que este tipo de producción tiene presencia en más de 17 estados del país, como Sinaloa, San Luis Potosí, Michoacán, Jalisco, Zacatecas, Baja California, Puebla, Sonora, Morelos y Oaxaca, y exportaciones de cerca de dos mil millones de dólares.

Indico que La cuota compensatoria, que comenzará a correr a partir de este martes para los exportadores de tomate mexicano, implica un costo anual de más de 350 millones de dólares, según la Secretaría de Economía (SE).

Nota recomendada: Pide Coparmex modificar reforma educativa

Villalobos Arámbula destacó que la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) y la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario (AMSDA) respaldan a los productores mexicanos para continuar con un mercado ordenado y el acceso del producto a Estados Unidos en condiciones que favorezcan a ambos países.

Dijo que con plena coordinación con las secretarías de Economía (SE) y de Relaciones Exteriores (SRE) se brindará el apoyo técnico necesario para que los productores continúen con las negociaciones y alcancen un arreglo consensuado, a fin de dejar en claro que no se ha incurrido en prácticas de dumping.

Por su parte, el Consejo Nacional Agropecuario (CNA) informó que hasta que no exista una notificación por parte del Departamento de Comercio de Estados Unidos, los productores de jitomate no pagarán este impuesto.

Mediante un comunicado la organización dirigida por Vosco de la Vega precisó que “aún no existe una notificación formal por parte del Departamento de Comercio y la conclusión del plazo no impide que continúen las negociaciones bilaterales”.

Igualmente el CNA confió en que se logre un acuerdo con el país vecino en el que todas las partes salgan beneficiadas, y señaló “en el caso que se lograse un acuerdo como se espera, se otorgará un plazo para la entrada en vigor por 30 días, tiempo que se abre para comentarios”.

(Información de Notimex)

TAGS EN ESTA NOTA: