compartir en:

Los Angeles.- Los recientes incendios forestales en Malibú dejaron unas pérdidas que superan los mil 600 millones de dólares, de acuerdo a un reporte especializado. 

Los datos del incendio de Woolsey, registrado el mes pasado, probablemente son los peores en la historia de Malibú, una exclusiva comunidad en el oeste de Los Angeles y con grandes extensiones de playa y residencias exclusivas. 

Al menos 670 estructuras fueron destruidas dentro de los límites de la ciudad de Malibú, incluidas más de 400 casas unifamiliares, según un análisis de imágenes aéreas y registros de propiedad realizado por Los Angeles Times y Zillow, el sitio web de bienes raíces. 

Los funcionarios de emergencia del condado de Los Ángeles y los investigadores de incendios estatales no han publicado una evaluación oficial de daños en las estructuras en Malibú. 

El Times identificó los edificios destruidos con datos de propiedad y la plataforma aérea después del incendio lanzada por Vexcel Imaging, una compañía que monta cámaras en aviones de ala fija y sobrevuela áreas después de desastres naturales. 

El daño documentado es solo una parte de los casi 97 mil acres quemados por el incendio de Woolsey, que destruyó un total de mil 500 estructuras en los condados de Los Ángeles y Ventura y mató a tres personas, según el Departamento de Forestación y Protección contra Incendios de California. 

Eso hace que el fuego de Woolsey sea una de las conflagraciones forestales más destructivos en la historia del estado, y se espera que la cantidad de hogares perdidos en Malibú supere los totales registrados en incendios devastadores en 1993, 1982, 1978 y 1970, entre otros. 

Este destruyó mansiones y ranchos de caballos por igual, dejando grandes franjas de terreno de Malibú que se asemejan a un paisaje lunar. El valor medio de mercado de las viviendas destruidas fue de tres millones 470 mil dólares, dijo Matt Kreamer, gerente de relaciones públicas de datos de Zillow. 

De acuerdo con una revisión de los datos históricos del perímetro de incendios, en 1935, las llamas cruzaron por primera vez un incendio forestal desde 1935 y cruzaron las casas a lo largo de Wandermere Road y Dume Drive. 

La peor destrucción ocurrió en los vecindarios del oeste de la ciudad, con áreas como Malibú Park, cerca de Zuma Beach, que perdieron muchas casas, incluida una diseñada por Frank Gehry y una vez propiedad del actor Patrick Dempsey. 

Las llamas de Malibú quemaron estructuras de todos los tamaños, que iban desde 400 a 13 mil pies cuadrados, según los registros de propiedad del condado. 

Entre las casas más valiosas destruidas estaba una villa frente al mar cerca de la playa estatal de El Matador. Había estado a la venta en el mercado de bienes raíces por 25 millones de dólares. 

Una mansión cercana que se vendió por 12 millones de dólares en 2007 también fue destruida.

TAGS EN ESTA NOTA: