compartir en:

La novena mexicana puso en marcha la actividad del grupo D del Clásico Mundial de Beisbol y lo hizo con una sorprendente derrota 10-9 ante Italia, que dejó tendidos a los jugadores mexicanos y en silencio a los aficionados que se dieron cita en el estadio de los Charros de Jalisco, sede de la primera ronda del torneo.

México llegó a la novena entrada con una cómoda ventaja de 9-5 y Roberto Osuna cerró para el tricolor. La experiencia y la calidad de Osuna apuntaban a un cierre de trámite para firmar la primera victoria de México, pero el lanzador de los Azulejos de Toronto tuvo una noche para el olvido.

Ante la pésima actuación de Osuna, Oliver Pérez fue a la lomita para tratar de evitar la tragedia, pero la proeza italiana estaba en el destino. Con un 9-7 y Osuna aún en la cacha, Italia le llenó la casa a México.

Un batazo a jardín derecho y con todas las bases ocupadas, certificó la tragedia mexicana, pues la derrota deja con muy pocas opciones a México para avanzar a la segunda ronda, ya que Italia era el rival más sencillo en el papel. Cabe recordar que sólo dos equipos por cada grupo son los que avanzan a la segunda ronda

"Es vergonzoso. Le fallé a México. Mi meta es ayudar al equipo, no hacer este tipo de cosas para que ellos pierdan. Es la peor noche de mi carrera", declaró un cabizbajo Roberto Osuna, quien irónicamente fue líder en salvamentos la temporada pasada de las Grandes Ligas.

México volverá a la actividad el sábado para enfrentar a Puerto Rico y en caso de perder habrá quedado virtualmente eliminado. El último juego está programado para el domingo, contra Venezuela.

TAGS EN ESTA NOTA: