El candidato independiente a la Presidencia de la República, Jaime Rodríguez Calderón, también conocido como “El Bronco”, aseguró que lo que el país necesita es unificarse, esto después de autonombrarse como el “hijo bastardo” del sistema político y una víctima más de la delincuencia.

Durante su participación en el Diálogo por la Paz y la Justicia, evento organizado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el también gobernador con licencia por el Estado de Nuevo León, hizo hincapié en mantener a los miembros del Ejército Mexicano en las calles, pues con ello, se haría frente al tema de la inseguridad.

En ese orden de ideas, “El Bronco” adelantó que será este 15 de mayo que presente una estrategia de seguridad enfocada por secciones, ya que en lo que a él respecta, el tema de seguridad no debe dictarse por la Secretaría de Gobernación (Segob).

Al respecto, Rodríguez Calderón se pronunció a favor de la Ley de Seguridad Interior, ya que aseguró que a los delincuentes se les debe perseguir “a como dé lugar”.

Por ello, insistió en el tema de militarizar la educación e impulsar programas educativos que fomenten que los jóvenes se interesen por formar parte de la policía, ya que con iniciativas como esta, la ciudadanía confiaría más en los elementos encargados de salvaguardar la seguridad del país.

"¿Alguno de ustedes quiere ser policía? Nadie en este país quiere ser policía porque nos la pasamos denostándolos, culpándolos de todo. El policía también tiene miedo. Tiene mamá, tiene esposa, tiene hijos, tiene hermanos y los cuida", reiteró.

MEJORES CONDICIONES PARA LOS MAESTROS

En otro orden de ideas, el aspirante a la Silla Presidencial hizo hincapié en que el personal docente del país requiere de mejores condiciones de vida, declarando que se debe quitar la evaluación a la que son sometidos, pues gracias a la labor que desempeñan es que se considera a la educación como una forma de acabar con viejas mañas.

El candidato, que al igual que sus oponentes participó en el foro “10 por la educación”, aseguró que los maestros necesitan que se les garantice mejor seguridad, pues no solo velan por sus propios hijos, sino por los alumnos que acuden diariamente a las aulas.

“Hay que quitar el tabú de la evaluación docente, porque el maestro cree que lo vas a evaluar para calificarlo. Yo me di cuenta cuando llegué al gobierno porque los maestros estaban enojados porque no hablaban con ellos, los gobernantes tenemos que hablar con los maestros y dedicarles tiempo para mejorar su condición”, añadió.

Del mismo modo, aseguró que en caso de ganar los comicios, trabajará con una estrategia en materia educativa necesaria para cada entidad del país, ya que la educación en estados como Oaxaca y Nuevo León no es la misma, situación que lo orilla a crear planes enfocados en las necesidades de cada región.

Para poder comprender los problemas de cada entidad, aseguró que su intención es radicar en los estados donde más se le necesite, no solo en la Residencia Oficial de Los Pinos, como hacen los titulares del poder Ejecutivo, pues solo de esta manera, podría hablar con los ciudadanos y dar una respuesta pronta y concreta.

“Yo sería un presidente sin corbata, porque a veces se atora cuando uno va al pueblo, y no le ofrece la confianza a los ciudadanos,  por eso ofrecí a los maestros de Oaxaca que si gano me iría a vivir una semana allá, para escuchar, entender y resolver”, puntualizó.

TAGS EN ESTA NOTA: