Brasil.- El Tri se enfrenta a Costa Rica luego del jalón de orejas, de Gerardo Martino, tras el desastre ante Martinica.

Luego de superar con paso perfecto la fase de grupos con algunas dudas en lo colectivo, la Selección Mexicana chocará hoy contra Costa Rica, un rival que en la planeación se esperaba encontrar hasta la semifinal.

México cumplió con ganar sus tres partidos, pero los ticos echaron a perder los planes al caer ante Haití, lo que les dejó como castigo enfrentar al Tri antes de tiempo.

Los centroamericanos tienen un banquillo que se sabe de memoria al futbol mexicano, Gustavo Matosas es el director técnico y su auxiliar es el ‘Pity’ Altamirano, exjugador de Santos. “Estamos preparados para ganarle a cualquiera, mis jugadores tiene mucha clase, mucha jerarquía, México es un gran equipo pero es 11 contra 11 y la pelota en medio, no hay mucho misterio en el futbol”, afirmó Matosas.

Copa Oro

Del lado Tricolor, Gerardo Martino le dio un buen regaño a sus jugadores, tras las desatenciones contra Martinica, en especial los descuidos fuero de Jesús Gallardo y Néstor Araujo, pero en la última práctica, también tuvo una charla con el capitán Andrés Guardado.

Al estratega argentino le urge plasmar su idea y que los seleccionados se apliquen, porque hay que conquistar la Copa Oro sin excusas, por lo que basará su alineación con el esquema 4-4-3, con Raúl Jiménez en el ataque, es posible que acompañado por Uriel Antuna y Rodolfo Pizarro.

En la media seguro estarán Edson Álvarez y Andrés Guardado, la única duda será si Carlos Rodríguez es titular, mientras que en la zaga, además de Gallardo y Araujo, estarían Luis Rodríguez y Carlos Salcedo, con Guillermo Ochoa en la portería.

La buena noticia para México es que Costa Rica bajó su nivel con respecto al equipazo que tenía en el Mundial 2014 y en el papel es un rival accesible, pero con el riesgo de que al Tri siempre le juegan a muerte y buscarán dar una campanada.

Por José Luis Rivera | @jlgoooya

 

TAGS EN ESTA NOTA: