EFE

Inglaterra. – El United fue el gran beneficiado del empate, resistiendo en la quinta posición con 45 puntos.

El Manchester United resistió la embestida del Tottenham Hotspur por los puestos de Liga de Campeones y salvó un empate a uno en Londres gracias a un penalti en la recta final de partido.

Los de José Mourinho se adelantaron en la primera parte y especularon con el marcador hasta que una infantil acción de Eric Dier sobre Paul Pogba propició el empate desde los once metros de Bruno Fernandes.

Pese a las urgencias del Tottenham por acercarse a Europa, fue el Manchester United el que comenzó llevando la manija del encuentro, dominando el centro del campo y acercándose tímidamente a la meta de Hugo Lloris.

Marcus Rashford tuvo la más clara de los 'Diablos Rojos'. El joven inglés, noticia esta semana por haber luchado contra el Gobierno y haber conseguido que más de un millón de niños puedan comer en verano, remató un centro con la zurda que Lloris tuvo que sacar como pudo con el pie, a lo portero de balonmano.

En un pelotazo de Lloris arriba, Bergwijn recogió la pelota en tres cuartos de cancha, dejó por el camino a Harry Maguire y batió con un disparo centrado a De Gea. El meta español probablemente pudo hacer algo más.

José Mourinho y los suyos se encontraban con un regalo prácticamente y se dedicaron a especular con él, aunque unos minutos después del gol tulipán, Son la tuvo de cabeza y De Gea la salvó con una gran parada a mano cambiada.

Para la segunda parte, el Tottenham de Mourinho siguió sumido en la especulación y el United encontró las ocasiones en las botas de Anthony Martial. El francés tuvo las más claras, pero cuando no se encontró con las barridas de Eric Dier fue Lloris, con una espectacular palomita, quien le negó el gol.

Necesitó el United la entrada de Pogba para que el equipo se revitalizara un poco y se volcara completamente, y en un erro infantil llegó el empate. El francés se marchó con un giro de cadera de Dier y el inglés empujó claramente al francés dentro del área. Jonathan Moss no lo dudó, pitó la pena máxima y Fernandes hizo el empate desde los once metros.

Y estuvo cerca de repetir. En el 90, Moss señaló otro penalti, por falta de Dier, pero el VAR, certero, corrigió al colegiado, puesto que no había habido ningún tipo de contacto en la jugada. Con esa decisión se terminó de cerrar el empate, pese a que el joven Mason Greenwood estuvo a punto de lograr con un tiro cruzado el 1-2 sobre la bocina.

El United fue el gran beneficiado del empate, resistiendo en la quinta posición con 45 puntos, a tres del Chelsea, que marca el cuarto lugar mientras que el Tottenham sigue octavo.

Obs

TAGS EN ESTA NOTA: