compartir en:

HONG KONG.- Cientos de manifestantes de Hong Kong salieron hoy a las calles por décima cuarta semana consecutiva de protestas antigubernamentales, tomando varias estaciones del transporte ferroviario y centros comerciales, luego de fracasar su intento de bloquear el aeropuerto.

La policía impidió a los manifestantes colapsar el aeropuerto como hace unas semanas lo hicieron, por lo que las protestas se trasladaron a centros comerciales de la ciudad como el Sha Tin's Citylink y el Kowloon Bays's Telford Plaza, según el diario South China Morning Post.

Los inconformes inundaron varios centros comerciales pertenecientes al operador del metro de la ciudad, MTR Corporation, después que el plan inicial para colapsar el aeropuerto internacional de Hong Kong, propuesto por internautas, fracasó debido a la poca cantidad de participantes y al reforzado dispositivo de seguridad.

El plan era que los manifestantes se camuflaran, al dejar de lado su habitual vestimenta negra, y se mezclaran entre los pasajeros a partir de las 13:00 horas locales (05:00 GMT), dificultando su identificación por parte de la policía, para paralizar las operaciones en el aeropuerto.

Su objetivo era obligar al gobierno a atender las demandas populares del movimiento de protesta, entre ellas el establecimiento de un órgano independiente que investigue la supuesta brutalidad policial y la introducción del sufragio universal.

Al no conseguir su meta en la terminal aérea, una de las más transitadas del mundo, los internautas pidieron a la gente dirigirse a los centros comerciales que opera la MTR. En la zona periférica de Sha Tin´s, los manifestantes gritaban eslóganes como "¡Hongkoneses, ánimo!" o "¡No hay alborotadores, solo tiranía!", mientras en el área residencial de la Bahía de Kowloon, cientos de personas entraron al Telford Plaza y se limitaron a deambular por el centro comercial sin efectuar compras.

Los manifestantes exigen que la MTR Corporation publique las grabaciones de las cámaras de seguridad de la estación de Prince Edward durante la operación policial del 31 de agosto pasado, pero la compañía todavía no ha respondido a esa exigencia.

Las protestas de este sábado tienen lugar tras una noche de violencia en la que la policía volvió a usar gas lacrimógeno y balas de goma para disolver una multitud en las estaciones de metro en la península de Kowloon.

Los manifestantes mantienen las movilizaciones a pesar de la decisión de la jefa del gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, quien el miércoles pasado retiró el proyecto de ley que permitiría las extradiciones de Hong Kong a China continental, origen de las protestas.

(Notimex)

TAGS EN ESTA NOTA: