compartir en:

Por Carlos Meraz

Con ese nombre no podría ser otra cosa más que artista, así se presenta Marcela Viejo, la excantante del grupo pop regiomontano Quiero Club, que ahora promociona su primer álbum en solitario “Pequeñas Profecías”, una suerte de declaración de principios, un pasaje de ida y vuelta para viajar a ritmo de rock.

“Es un disco para que puedan volar. Es un viaje de principio a fin. Una montaña rusa con textos reflexivos y poéticos, con un sonido directo al corazón, hecho con detalle, muy manual y ambiguo.

“Es rock, digamos que alternativo, con toques de pop, grabado de una manera muy orgánica sin secuenciadores ni esa clase de recursos tecnológicos”, advirtió.

La vocalista neoleonesa de 38 años presentará el disco el próximo 28 de junio, en el Foro Indierocks!, ubicado en Zacatecas 39, en la colonia Roma Norte de la CDMX, y el 17 y 18 de agosto actuará en el Festival Panorama, en Orizaba, Veracruz.

“En escena soy explosiva, con momentos dramáticos, soy una entretenedora.

“En mis conciertos mis canciones  hablan de críticas sociales y maneras de pensar que irremediablemente terminan por identificar al público y les queda el saco a la medida”, aseguró.

MEJOR SOLA Y LEJOS DE CLUBES

De su etapa con Quiero Club, que culminó en buenos términos hace dos años, Marcela decidió dejar atrás ese estilo desinhibidamente pop y fiestero para apostarle a un concepto no tan lúdico pero sí más introspectivo.

“No es un disco de amor ni de desamor sino de la vida misma. Ahí profundizo y desnudo las situaciones sin disfrazarlas”, explicó.

El último corte que cierra el álbum de debut en plan estelar de Marcela Viejo es con el tema homónimo al disco “que habla de que no existen casualidades sino momentos de luz, de señales, de mensajes a descifrar en la vida, de cuando sientes conexiones y sabes que la intuición es la principal guía”.

“Soy Marcela Viejo, mitad mujer y mitad conejo, como el personaje de Alicia en el País de las Maravillas’”, concluyó.

TAGS EN ESTA NOTA: