compartir en:

Ciudad de México.- Al presentar la firma del protocolo modificatorio de ratificación sobre el avance del Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC) en los Congresos de los tres países involucrados, el secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón, dijo que tras una ardua labor para lograr los consensos necesarios, finalmente puede afirmar que es “misión cumplida”.  

“Son muy buenas noticias. Señor Presidente (Andrés Manuel López Obrador), todo el equipo mexicano, todas y todos han participado de manera muy importante, es un mérito de todo su equipo y lo único que le decimos el día de hoy es: misión cumplida”, destacó Ebrard Casaubón.

En un evento realizado en Palacio Nacional, los negociadores de EU, México y Canadá, confirmaron que se avanzó satisfactoriamente para que este pacto comercial sustituya luego de 25 años al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En su turno, la viceprimera ministra de Canadá, Chrystia Freeland, reconoció que la negociación fue “larga, ardua y difícil”, pero que con este avance progresista se dará garantía a los derechos laborales y se establecerán reglas claras del juego.

“No solamente conserva las cadenas laborales transfronterizas, también protege los derechos de los trabajadores en América del Norte, la propiedad intelectual y las reglas de origen del sector automotriz, así como la libre circulación de medicamentos”, apuntó la funcionaria canadiense.

Durante su intervención, el representante comercial de EU, Robert Lighthizer, aplaudió la negociación que ejecutó México, así como el trabajo político del presidente López Obrador.

Nota recomendada: AMLO conversa con Trump y Trudeau; les agradece apoyo en aprobación del T-MEC

Asimismo, recordó que el TLCAN era un tratado “desequilibrado” que no daba fortaleza a ninguno de estos tres países, por lo que señaló, el presidente Donald Trump buscó que hubiera el mejor acuerdo comercial de la historia, con las mejores disposiciones del mundo en la materia, el cual según él, hará más rica a Norteamérica.

Con esta modernización —de la que hasta ahora se desconocen sus alcances—, ahora le corresponde a las cámaras legislativas de EU y Canadá avalar todo el tratado, mientras que en México sólo se deberá aprobar el adendum que contempla diversas modificaciones, entre las que destacan las de índole laboral, medicamentos biogenéticos, medio ambiente y reglas de origen.

IMCM

TAGS EN ESTA NOTA: