compartir en:

Ciudad de México.- Después del barullo que armó el entrenador felino en Juárez con un aficionado, desechó la idea de renunciar del equipo.

Luego de que Bruno Marioni, entrenador de Pumas se agarró a golpes con un aficionado al finalizar el juego de las semifinales de la Copa MX ante los Bravos de Juárez, todo indicaba que el argentino tendría que dejar el cargo por todo lo que representa una institución como la UNAM.

Bruno Marioni

Sin embargo, los estatutos de la máxima casa de estudios fueron ignorados y Marioni continuará al frente del equipo. Además de que ni el mismo Bruno tuvo el valor suficiente por dejar su cargo tras el conato de bronca que vivió con el aficionado.

"No (pasó por su mente renunciar), realmente se pasaron muchas cosas por mi cabeza yo pedí una disculpa pública apenas pasó el incidente y el resto es autocrítica. Yo llegué aquí en 2004 y conozco perfectamente los valores de Pumas, he defendido y defenderé esta institución con las armas que sean necesarias, no hablo de agresiones; esto no va a volver a pasar", comentó el DT sudamericano.

Por otra parte, el exdelantero felino aseguró que los últimos duelos los jugarán al máximo nivel, ya que de ahí depende su continuidad y la de muchos jugadores. "Nos sirve a todos para mostrarle al presidente, mostrarle a la universidad que merecemos estar aquí el torneo que viene. Todos tenemos cada seis meses en juego nuestro trabajo", confesó.

Por último, el técnico auriazul tomará con calma la sanción que le imponga la comisión disciplinaria de la Liga MX y la directiva del Pedregal. "Ya hablé con la comisión disciplinaria y acataré cualquier resolución que la comisión y Pumas tomen", culminó.

Obs

 

TAGS EN ESTA NOTA: