compartir en:

El estado de Sinaloa, al noroeste de México, muestra con orgullo uno de sus destinos predilectos: Mazatlán, catalogada por los especialistas como La Perla del Pacífico.

La diversidad en sus paisajes, la variedad de excursiones y actividades cercanas para descubrir y un clima espectacular durante todo el año son los ingredientes principales que transformaron a este destino como una de las trece maravillas de nuestro México creadas por el hombre.

El crecimiento de Mazatlán no tiene techo, y los turistas empiezan a elegir este destino dejando de lado a las playas tradicionales -aunque llenas de gente- de Cancún, Playa del Carmen y Quintana Roo. 

Muchos de los paquetes a Mazatlán incluyen como extra una excursión a Cosalá, un pueblo mágico plagado de arte, paredes de adobe, templos religiosos como el de la Virgen de Guadalupe o el Convento Jesuita. La Plaza de Armas es otra parada obligada al igual que el Museo de Mineria. 

PURA PLAYA Y MAR 

Antes de comenzar el recorrido es recomendable que reserves alguno de los hoteles ubicados en el centro. De esta manera estarás cerca de la playa, como así también de la zona de restaurantes y centros comerciales. Es conveniente que busques hoteles con anticipación porque es un destino con mucha demanda y las habitaciones se ocupan rápidamente. Los mejores hospedajes en Mazatlán son aquellos con vista al mar, ya que a través del balcón recibirás la hermosa brisa que llega desde la playa por la mañana, pudiendo admirar el amanecer y contemplar el atardecer junto a tu pareja. 

Playa Olas Altas es la más visitada por los turistas por lo que tendrás que tener paciencia para moverte entre la muchedumbre y encontrar tu lugar. Utiliza protector solar, ya que los rayos UV son extremadamente fuertes. Playa Cerritos y Playa Brujas son las otras playas más bonitas de Mazatlán donde podrás comer en alguno de los restaurantes de playa, como así también alquilar un camastro con sombrilla para no sufrir tanto el sol.

CULTURA PARA TODOS

En el centro de Mazatlán verás un casco histórico ideal para tomar todo tipo de selfies con tu smartphone. La Plaza Machado es el inicio del recorrido y punto de encuentro para todos los habitantes de la zona. Entre árboles, jardines y su típico kiosco, parten callejones angostos y arquitectura clásica con estructuras de 200 años de antigüedad. 

En Mazatlán también hay lugar para cultura: el teatro Peralta, la Casa Museo Infante y el Museo de Arte de Mazatlán son los lugares principales para admirar la tradición local. Mientras que las postales en la Basílica Inmaculada Concepción son otro atractivo imperdible. Otro imperdible es la leyenda de la Eterna Juventud: se trata de una casa - los portales de Canobbio- donde el célebre boticario desarrollaba pócimas mágicas que rejuvenecían a las personas.

GASTRONOMÍA DE PRIMER NIVEL

Si quieres llevarte los mejores recuerdos o comprar los productos más frescos, en el Mercado Pino Suárez tendrás todo tipo de artículos para regalar, o regalarte. Vale la pena recorrer cada uno de los puestos. Muchos turistas suelen pasear por el Mercado, por la mañana, para no sufrir tanto el calor y no toparse con las muchedumbres, para luego almorzar en alguno de los restaurantes cercanos a la playa. Mazatlán es la tierra del camarón y no probar el ceviche o los tacos de pescado es un verdadero pecado. El arroz con leche, el jamoncillo, los tacuarines y el agua de melón son otros recomendados.

HISTORIA A FLOR DE PIEL EN LAS LABRADAS

El municipio de San Ignacio, dentro de Mazatlán, es uno de los rincones más ricos en expresiones rupestres de México. Se trata de una zona de monumentos arqueológicos protegida pero con acceso al público, donde se pueden descubrir y fotografiar más de 600 obras expuestas en las rocas volcánicas. Lo mejor de esta excursión es la posibilidad de caminar entre la arena y el mar viendo como las olas bañan las figuras en las rocas. Es un viaje al pasado sin escalas.

Si deseas relajarte y cambiar el ajetreo urbano por un paraíso no tan conocido como otros destinos turísticos mexicanos, este es tu lugar. ¡Buen viaje!

TAGS EN ESTA NOTA: