Avala Graue pliego petitorio de los alumnos del CCH Azcapotzalco

Ciudad de México.- Enrique Graue, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), mantuvo una reunión con alumnos del CCH Azcapotzalco, donde los estudiantes le presentaron su pliego petitorio de nueve puntos.

Sin previo aviso, el rector arribó al campus cerca de las 13:40 horas con su equipo de trabajo, donde avaló cada uno de los  puntos del documento entregado por  la Asamblea General del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), plantel Azcapotzalco.

Entre los puntos principales integrados en el documento se encuentran la correcta asignación de docentes a cada asignatura acorde con el número de grupos y dar solución a los problemas de acoso y de seguridad contra los universitarios.

Además, la desarticulación, destitución y expulsión de grupos porriles al interior de la Universidad y de aquellas personas que los subsidien, promuevan y protejan; además, los alumnos exigieron garantizar que no existirá ningún tipo de represalia contra los participantes en la marcha del 3 de septiembre.

La reunión, a la que asistieron más de 500 alumnos, profesores y padres de familia, tuvo una duración de una hora y diez minutos y se llevó a cabo en un ambiente de total tranquilidad.

El rector de la Máxima Casa de Estudios enfatizó que seguirá combatiendo hasta erradicar a los grupos porriles.

Tras la reunión se hizo un reconocimiento a la actitud de atención y respeto mostrada por los alumnos; además, Graue ofreció la instalación de una mesa de seguimiento al cumplimiento de los acuerdos pactados.

En el evento estuvieron presentes el secretario general de la Universidad, Leonardo Lomelí, y el director general del CCH, Benjamín Barajas.

El jefe de comunicación social de la Máxima Casa de Estudios, Néstor Martínez, indicó que Graue aceptó públicamente los puntos del pliego y que incluso durante la asamblea los alumnos lanzaron ¡goyas! a su favor; sin embargo, al salir del campus  algunos estudiantes gritaron consignas en su contra y le lanzaron piedras a su auto debido a que no firmó el documento. 

“Si no firmó nada fue porque nadie lo solicitó, pero públicamente los aceptó y fue cuando se retiró”, aseguró. 

Comentó que los gritos contra el rector se dieron cuando cruzaba la puerta de salida, por lo que no entiende cuál fue el motivo de las consignas y pedradas en su contra. 

Desde el lunes 27 de agosto, los alumnos del plantel Azcapotzalco mantienen un paro de labores en exigencia de hacer valer sus demandas.

JTR

Edictos