Casa catalogada por el INBA será un restaurante-bar en la Roma Norte

Por Patricia Guillén 
@patito1811

El predio ubicado en Colima 159, la colonia Roma Norte, no cuenta con aval del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) para ser intervenido; sin embargo, al inmueble le fue otorgada una licencia de funcionamiento de impacto vecinal y desde el 1 de octubre de 2015 le fue cedido un uso de suelo para operar un Restaurante-Bar y Galería. 


De acuerdo con el permiso número 2032, fue expedido por la Dirección de Jurídico y Gobierno de la delegación Cuauhtémoc, durante la administración de Alejandro Fernández.
Según la autorización de impacto vecinal, el titular del inmueble es Renata Producciones. 


El lugar ya tiene licencia también para vender bebidas alcohólicas a partir de las 9 de la noche y hasta las 2 de la mañana.
Lo anterior, se obtuvo mediante una solicitud de información que realizaron los vecinos y que quedó asentada en el oficio número SG/UGM/1083/2017.
Desde el 2015, los habitantes de la Roma solicitaron la intervención de las autoridades y de la actual administración para detener los trabajos de la también llamada “Casona de Colima 159”. 


El predio está catalogado con Valor Artístico por el INBA. Antes contaba con uso de suelo de equipamiento, y ahora es de uso comercial, pues pretenden edificar un restaurante con venta de bebidas alcohólicas. 
El INBA por medio del oficio 2039-C/1206, pidió a la delegación Cuauhtémoc suspender las obras luego de verificar que no contaban con el visto bueno, de acuerdo con el documento 0828-C/0418 fechado el 23 de abril de 2014.


Pese a la clausura de los trabajos por parte de la demarcación, continuaron las labores, esto se debía a que contaban con un permiso para subsanar posibles afectaciones de predios colindantes. 
La semana pasada nuevamente se colocaron los sellos, pero las actividades nunca se detuvieron, así lo confirmó Mariana, una vecina de la colonia. 


“Si sacaron la licencia de funcionamiento en el 2015, al 2017 como no han operado, la delegación Cuauhtémoc debería revocar la licencia de funcionamiento, el reglamento de la Ley de Desarrollo Urbano es muy clara, debe de haber continuidad, y si en seis meses el establecimiento no opera debe revocarse esa licencia”, aseveró Mariana.