Para tratantes de personas, la colonia Nápoles es de sus preferidas

Foto: Pixabay

Redacción

Ciudad de México.- Decenas de mujeres extranjeras son enganchadas por grupos criminales que operan en Ciudad de México, para obligarlas a prostituirse, todo ello porque se aprovechan de la vulnerabilidad familiar, económica, y migratoria que viven estas personas. 

Información de La Razón revela que la mayoría de estas féminas son "albergadas" en zonas de gran popularidad y desarrollo económico, como la colonia Nápoles, en la alcaldía Benito Juárez. 

Vecinos comentan que las extrajeras son "encerradas" en departamentos y casas que mantienen cercanía con vialidades como Patriotismo, Revolución y Viaducto, lugares donde se ubican hoteles y antros. 

Estas bandas delincuenciales “reclutan” principalmente a sudamericanas, quienes pretenden mantener un perfil bajo al no asistir a fiestas y al no interactuar con residentes. Sin embargo, los habitantes de la zona se han quejado de los gritos y las fiestas que organizan las llamadas scorts — acompañantes remunerados—, a altas horas de la noche. 

La Razón agregó que la mayoría de víctimas de trata que se ubican en la colonia Nápoles provienen de Colombia y Venezuela y que éstas ejercen la prostitución, pero con el eufemismo de servicio “ejecutivo”, es decir, de forma selecta para quienes puedan pagar altas sumas de dinero. 

Con base en autoridades federales, los criminales engañan a las mujeres con promesas de trabajo en el modelaje, pero cuando llegan a la capital del país se les explica que el trabajo consiste en prostituirse.  

Con información de La Razón

IMCM 

Edictos