Solicitan, a través de redes sociales, apoyo para dar con responsables de los ataques en CU

Por: Julio Torres

Ciudad de México.- Tras la trifulca ocurrida en las inmediaciones de Ciudad Universitaria en la que varios estudiantes resultaron heridos debido al ataque de presuntos “porros”, quienes arremetieron contra los alumnos del CCH Azcapotzalco mientras se manifestaban frente a la Torre de Rectoría, usuarios de redes sociales arrancaron una campaña para identificar a los responsables.

La comunidad universitaria compartió fotos, videos y perfiles en Twitter, Facebook e Instagram de los responsables de los actos violentos cometidos en Ciudad Universitaria y solicitaron el apoyo de los usuarios para conocer los nombres, apellidos y los planteles donde “estudian” los agresores y así lograr dar con su paradero.

Tras ser evidenciados, los responsables dieron de baja sus perfiles de redes sociales.

En este sentido, autoridades capitalinas informaron que la agresión fue premeditada por los presuntos “porros”, ya que un grupo armado con palos y bombas molotov se trasladó al edificio de Rectoría en vehículos particulares y un camión, con el objetivo de dañar a los estudiantes del CCH. 

“Tenemos el antecedente de que existió una organización previa; abordaron autobuses y cuando llegaron al lugar de los hechos”.

Lo anterior se informó luego de que las autoridades  identificaran, por medio de cámaras de vigilancia,  el momento en que el grupo ingresó a bordo de vehículos a la CDMX por Toreo y se incorporaron al segundo piso del Periférico hasta llegar a CU. 

El jefe de Gobierno, José Ramón Amieva informó que mantiene comunicación con el rector de la UNAM, Enrique Graue para coordinar las investigaciones y aseguró que se fortalecerá la vigilancia en las inmediaciones de los planteles.

Agregó que todos los elementos de investigación recabados por la autoridad local serán entregados a la Procuraduría General de la República (PGR) para ampliar las indagatorias.

Tras conocer los hechos, la jefa de Gobierno electa, Claudia Sheinbaum Pardo, solicitó a las autoridades en turno que se realice una investigación a fondo sobre dichos actos.

Reiteró su rechazo a la presencia de grupos “porriles” que atenten contra los estudiantes y la libre expresión, además destacó que estos sujetos siempre son auspiciados, por lo que llamó a la PGR a investigar de dónde viene la provocación.

Tras lo sucedido, alumnos de diferentes planteles de la Universidad Nacional Autónoma de México realizaron una asamblea para determinar que se realizaría un paro de labores por 72 horas debido a las agresiones y realizaron una nueva marcha para exigir ser escuchados por Enrique Graue, quien canceló un mensaje previsto con motivo de la violencia en la UNAM.

Los jóvenes exigieron el esclarecimiento del asesinato de la estudiante del CCH Oriente, Miranda Mendoza,  quien fue  asesinada el 21 de agosto por un grupo de secuestradores que solicitaban 5 millones de pesos para su rescate, así como mayor seguridad en los planteles, castigar a los  porros y evitar homicidios contra el alumnado. 

Además, en redes sociales se hizo un llamado para que se done sangre para una de las personas agredidas.

En tanto, las facultades de PsicologíaFilosofía y LetrasCiencias Políticas y Sociales, la Facultad de Psicología, la de Economía, de Arquitectura, el CCH Naucalpan, el CCH Azcapotzalco, el CCH Oriente, así como las prepas 5 y 6,​ la FES Acatlan, la FES Aragón y el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC),  informaron que se mantendrían en paro.

Por su parte la Procuraduría General de la República informó que el caso será investigado y aclaró que fueron seis las personas lesionadas y no cuatro; entre las que se encuentra un joven de 19 años con quemaduras en un glúteo y uno de 21 años con heridas en la cara y una posible fractura en el tabique de la nariz.

Los dos varones fueron llevados a una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde se reportan graves de salud, mientras que las otras cuatro víctimas, entre las que hay una mujer, fueron trasladadas a la Dirección General de Atención a la Salud de la  Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En la Fiscalía en Álvaro Obregón se abrió una carpeta de investigación por el delito de lesiones dolosas en agravio de las seis víctimas.

Los estudiantes piden a las autoridades correspondientes “una investigación oportuna y concreta sobre quién perpetró y ordenó los hechos y que se lleve a los culpables a la justicia” y  acusaron a Teófilo Licona “El Cobra”, jefe de seguridad de la UNAM, por  supuestamente orquestar acciones represivas contra las luchas estudiantiles, ya que en diversas imágenes aparece junto con los porros en el momento del ataque.

 

Edictos