Condena ONU asesinato de madre buscadora en Guanajuato

Foto: Especial

EFE

Ciudad de México.- La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenó el asesinato de María Carmela Vázquez Ramírez, madre buscadora de personas desaparecidas, el pasado domingo en Abasolo, en el céntrico estado de Guanajuato.

La mujer, quien buscaba a su hijo Osmar Zúñiga Vázquez desde junio de 2020, fue asesinada en la puerta de su domicilio por dos hombres en motocicleta que posteriormente se dieron a la fuga, según el comunicado de la ONU-DH.

“Es otro cruel recordatorio de que siguen vigentes los extraordinarios e inmerecidos riesgos que afrontan las madres buscadoras y colectivos de familiares de personas desaparecidas en el país”, declaró Guillermo Fernández-Maldonado Castro, representante en México de la ONU-DH.

Las Naciones Unidas recordaron a las autoridades mexicanas su obligación de garantizar la seguridad y protección de las víctimas que participan en procesos de búsqueda, tal como recomendó el Comité contra la Desaparición Forzada en México.

En el documento, la ONU también exhortó a las instituciones a cumplir con su deber de investigar el asesinato de María del Carmen "con debida diligencia y abordando todas las líneas de investigación, incluyendo la posible vinculación con su labor en la defensa de los derechos humanos" y con perspectiva de género.

INSTA A AUTORIDADES A CUMPLIR DEBER

Asimismo, instó a las comunidades a cumplir con su deber de atender y brindar protección a la familia de la fallecida, así como a los colectivos de búsqueda.

“Además de padecer el profundo dolor que genera la desaparición de sus seres queridos, se ven obligadas a enfrentar situaciones de alto riesgo al tomar parte en acciones de búsqueda e investigación que, no debemos olvidar, son obligaciones que corresponde cumplir a las autoridades” agregó el representante de la ONU.

El hecho refleja la crisis de desapariciones en México, que este año superó las 100.000 personas sin localizar desde que hay registro, y también la violencia que afrontan los activistas de derechos humanos en el país.

Este asesinato, recordó el comunicado de la ONU-DH, se suma a los perpetrados este año contra otras madres buscadoras, como el de Rosasio Lilián Rodríguez, en agosto, en Sinaloa (norte de México), y de Blanca Esmeralda Gallardo, en octubre, en el céntrico estado de Puebla.

Finalmente, ONU-DH reiteró su compromiso de trabajar con los colectivos de personas desaparecidas y con las autoridades en medidas de prevención, protección y lucha contra la impunidad.

IMCM

Edictos