ONU pidió desde junio informe por asesinatos de sacerdotes jesuitas en Chihuahua

Redacción

Ciudad de México.- La Organización de Naciones Unidas (ONU) pidió al Gobierno de México respuestas en la investigación vigente por el asesinato de dos sacerdotes jesuitas en Chihuahua desde junio pasado, pero hasta el momento no han tenido respuestas claras.

Relatores especiales de Naciones Unidas sobre defensores de derechos humanos, ejecuciones extrajudiciales y derechos de los pueblos indígenas, solicitaron al gobierno federal “información detallada” sobre el avance de la pesquisa en torno al asesinato de los sacerdotes jesuitas Joaquín Mora Salazar y Javier Campos Morales.

A través de un documento entregado en la Misión Permanente de México ante la ONU, fechado el pasado 22 de julio, dado a conocer hoy, los relatores retomaron información sobre el hecho ocurrido el 20 de junio, atribuido a un grupo armado en Cerocahui, en la Sierra Tarahumara.

En ese sentido, requirieron al Estado mexicano información sobre la existencia de denuncias de amenazas en contra de los sacerdotes antes de ser ultimados.

La posible relación entre su asesinato y su trabajo a favor de los derechos humanos, así como las medidas que se han tomado para mantener a las familias de los defensores informadas sobre el progreso de la investigación", y si se realizan “de conformidad con las normas internacionales pertinentes, en particular el Protocolo de Minnesota sobre la investigación de muertes potencialmente ilícitas”, se lee en el documento.

Asimismo, los expertos instaron al gobierno “a que adopte todas las medidas necesarias para proteger los derechos y las libertades a las personas mencionadas e investigar”, al tiempo que urgieron a tomar “medidas efectivas para evitar que tales hechos (…) se repitan”.

Sin pretender prejuzgar la veracidad de estas alegaciones, expresamos nuestra profunda preocupación por el asesinato de los defensores de derechos humanos y sacerdotes jesuitas Joaquín César Mora Salazar y Javier Campos Morales, que tememos haya estado directamente relacionado con su labor en defensa de los derechos humanos”, agrega.

En ese momento, los relatores pidieron un plazo de 60 días para la entrega de la información, que hasta el momento la Compañía de Jesús asevera no ha llegado.

El escrito es firmador por la relatora especial sobre la situación de defensores de derechos humanos, Mary Lawlor; el relator especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, Morris Tidball-Binz, y el relator especial sobre los derechos de los pueblos indígenas, José Francisco Cali Tzay.

El 19 de septiembre, la representación diplomática de México ante la ONU, notificó la integración de la carpeta de investigación 65/2022/19 sobre los hechos ocurridos en Cerocahui, lográndose la orden de aprehensión de dos presuntos responsables por parte de un juez de control.

Entre los detalles que la Fiscalía General del Estado (FGE) de Chihuahua brindó, destaca que no se ha detenido a los imputados y que se continúa con la búsqueda de testigos.

Por otra parte, el Estado mexicano refirió que hasta ahora la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas del estado de Chihuahuano ha podido tener contacto con los familiares” de los sacerdotes.

Edictos